30.8.20

Soltar

 Un elemento difícil de enseñar al desarrollar habilidades nuevas se encuentra en el espacio negativo. Es decir: ¿qué es lo que pasa cuando estás no necesariamente haciendo algo, sino dejando de hacer algo para comenzar algo más?

 En el diseño gráfico usualmente se llama «espacio negativo», o el vacío entre un elemento y otro. Pero hay otros modos de apreciar en el arte y la técnica: lo que pasa cuando una comediante termina un chiste, antes de empezar a hablar de nuevo; el cambio de posición de los pies de un patinador entre un truco y otro; las actividades intermedias de un cocinero entre una acción y otra para alistar todo en una sesión de cocina; incluso ese tiempo de silencio antes de responder a alguien en una plática.

Pecha Kucha: Positive Negative Patterns"Pecha Kucha: Positive Negative Patterns" by bluekdesign is licensed under CC BY-SA 2.0

 Se me vino a la mente esta idea mientras estaba practicando un juego, pero es una constante en mi cabeza últimamente. Cuando jugás ajedrez, el momento de mayor ansiedad es cuando terminás de jugar, porque no es tu turno y hay mayor incertidumbre, lo cual te dificulta pensar. Pasa también cuando terminás una actividad creativa intensa y no se te ocurre cómo descansar. ¿Qué hacer con este tiempo muerto?

 La capacidad de no hacer nada es una habilidad valiosa, como cuenta por ejemplo esta apología del aburrimiento; quizá el tiempo muerto y de preparación debería ser incluso visto como un palacio en el tiempo, como decía Abraham Joshua Heschel

 Por eso mismo, aprender a vivir la vida con desteza es saber dejar una cosa en el tiempo correcto antes de tomar otra.

23.8.20

Identidad

El mundo entero grita a una voz:

"Quítenme todo menos mi rutina;

Prefiero morir que dejar de ser."

Pero pues, el ser de esta frase

Se refiere a hacer, 

merecer,

  padecer,

    pertenecer

  apetecer;

Cuestiones que no van más allá

De simplemente parecer.

 

15.8.20

Vacío

Un modo de conocernos es a partir de nuestros deseos, especialmente de aquellos hacia los cuales corremos al experimentar el vacío de perder.

Estos tiempos son tiempos de falta, de añoranza y de pérdida; este proceso de conocernos es difícil para todas las personas, al vernos a través de eso que realmente deseamos.

Porque somos aquello que celebramos.

9.8.20

Camisa

Es duro decir la verdad, pero incluso más cuando se dice la verdad con amor. 

Es como cuando de niño te regalan una camisa grande: odiás recibirla pero un día vas a crecer y te va a quedar.

O quizá sea como las proverbiales heridas fieles de los amigos, que dañan pero a la vez sanan. Claro está que todo es un proceso.

Un largo proceso.

3.8.20

Sentir

Es bueno dejarse sentir, cuando es necesario hacerlo. La vida nos regala, a través de los sentimientos, un espejo que nos habla a nuestras ideas del mundo y nosotros mismos. No dejarse sentir cosas buenas es obviamente malo, pero también está mal evitar que sentimientos nacidos de emociones como el enojo y la tristeza pasen por nosotros. Tenemos que preguntarnos: ¿Por qué están aquí? ¿Hacia dónde van?

Aceptarlos es parte de la vida. Pero hay un extremo opuesto, que es peor: los tomamos y no queremos dejarlos ir. Los sentimientos son como aves que pasan por nosotros, se posan por un tiempo y se van; debemos aprender a aceptarlos cuando llegan por una temporada y se van. A veces hacen un nido y se mantienen por un poco más de tiempo. Lo complicado es cuando hacemos jaulas para entretenernos con ellos, porque nos volvemos esclavos de aquello a lo que le quitamos la libertad.