22.9.19

Solipsismo

Escribir solía ser algo relativamente más sencillo para mí. Solía escribir a diario y las ideas fluían. Pero bueno, seamos sinceros: no todo lo que ponía era bueno. Igual, las ideas venían y eso de repente dejó de funcionar por alguna razón.

Creo que el objetivo de la Esnipedia nunca fue la calidad y a falta de una comunidad de blogueros que me lo recordara (¡oigan, muchos de sus posts eran feos también e igual los leía!), comencé a bloquearme. Eso del bloqueo es tonto porque uno piensa que deja de tener ideas, aunque de repente voy en la calle y tengo una de esas ideas que me hacen pensar: "¡Esto debería ir en mi blog!". La cosa es que nunca pasaba.

Hace un par de días estuve leyendo sobre eso de escribir, y qué chistoso volver a interiorizar la idea de que el mejor modo de escribir, es escribir. Ya, puro escribir sin dejarse detener por la falta de ideas. Y esto sucede: no he podido dejar de escribir. Estoy escribiendo tanto para cosas de mi trabajo, pero mi mente no dejaba de trabajar al punto que tuve que venirme a acá. Estoy escupiendo ideas y me asusta. ¿Qué voy a hacer si no puedo dejar de escribir?

Ojalá me mantenga motivado de por vida, porque extraño esta idea de poder escribir.

También extraño el hecho de que haya gente que me lea, pero no es como que eso me va a detener.

No hay comentarios :