27.9.19

Monocromo

Es chistoso escribir sobre esto, pero una de las mejores técnicas que he descubrí últimamente para mejorar mi productividad fue la de eliminar el color de mi monitor. Esta herramienta, que hace ver mi pantalla como salida de los años sesenta, aparentemente me ayuda a eliminar las distracciones que las aplicaciones y páginas web me generan.Quién diría que ver las cosas en blanco y negro ayudan a enfocarnos mejor en lo que debemos hacer. No obstante, debe haber una lógica detrás de intentar ver el mundo a colores de vez en cuando.

Eso me lleva a otra idea que se vino a mi cabeza al escribir lo anterior, aunque quizá no esté tan relacionada: la capacidad de no emocionarse demasiado es una bendición. Ayuda a no gastar dinero, no creerle a la gente antes de tiempo, y a escoger sin prisa. ¿Cómo funciona? Viendo la vida en blanco y negro. Igual que con el monitor, se debería poder desactivar cuando sea necesario.

El color no lo es todo.

No hay comentarios :