2.1.19

Prudencia

A veces no es necesario correr a lo loco para ganar. Una persona que me influenció mucho me enseñó sobre algún ajedrecista que se sentaba sobre sus manos para evitar hacer movimientos de forma impulsiva. Quizá muchas veces esa es una filosofía extrema de vida, pero a la larga no hay nada más extremo que dejar correr el reloj para buscar el movimiento correcto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Increíble, llevo como mil años en Blogger, y nunca había notado esta cosa.