21.8.18

Sufrimiento

Es difícil cuando el sufrimiento de otros es silencioso, porque se vuelve intransferible. Pero cuando amamos lo compartimos y se vuelve liviano para todos.

Carga, pero es algo bonito.

9.8.18

Responsabilidad

Una de las cosas que olvidamos al crecer es que la responsabilidad es, de cierta manera, un privilegio que se nos da junto con la autonomía y que llega más o menos con la edad legal para beber. Y que como todo privilegio, se debe valorar.

Porque alguien que no pasa por el escrutinio de un juicio de valor solo puede ser considerado como una fuerza de la naturaleza, sin autonomía ni poder de decisión, producto de externalidades o una externalidad en sí misma.

Alguien con verdadera autonomía hace o quiebra, pero se hace responsable de ello; se le enjuicia correcta o incorrectamente pero tiene derecho a defenderse, y es valorado por lo que sus acciones producen.

4.8.18

Riesgo

El gato toma dos clases de riesgo. El primero es inherente a su actividad inmediata y la necesidad; el segundo está relacionado a lo que genera su atención. El primero es reaccionario; el segundo es premeditado. Uno se enfoca en no perder; el otro en ganar.

Claro está que esto no es una publicación sobre la superación personal y esa basura de ser mejor que nadie más. Es más que todo una reflexión sobre la idea de que tomar riesgos implica apuntar a la posibilidad de perderlo todo. Muchas veces los riesgos en la vida se toman de forma calculada, y sabiendo exactamente donde se está parado y eso está bien, porque no se puede vivir tirándose de los muros todos los días sin saber dónde se va a caer.

Y que nadie nos venga a decir que necesitamos más emoción en la vida, porque eso lo decidimos nosotros.