2.7.18

Corriente

Jordan Ellenberg hace en su libro How Not to Be Wrong (p. 223) una analogía de la resolución de problemas que me recuerda mucho a la filosofía japonesa de lean manufacturing, pero en reversa. Para él, hay dos modos de solucionar problemas bajo la analogía de una piedra en el río: dinamitar la piedra para abrir el paso, o subir el nivel del agua para pasar por encima.

Ahora, la filosofía del lean manufacturing da una, más dolorosa tercera opción que consiste en detener el paso del agua y eliminar las piedras, una tras otra. Quizá sea como dinamitarla, pero suena más bonito cuando se solucionan las cosas desde la fuente.

No hay comentarios :