31.5.18

Relatividad

A veces, hay cosas de nuestra vida que se congelan en nuestra mente: una experiencia, nuestra imagen mental de algo, una relación o una emoción. Muchas veces pasa algo así como debe sucederle a las personas que dejan de verse en un espejo por mucho tiempo, que nuestra imagen mental se mantiene hasta que se nos demuestre lo contrario, como un método de mantenernos cuerdos, en cierto modo. Es interesante cuando de repente las cosas nos vienen de choque y nos hacen enfrentar la realidad.

Pero también es importante cuando hay diferentes imágenes que juegan con la imagen que tenemos de nosotros mismos a lo largo del tiempo. Por ejemplo, puede suceder que nosotros hemos cambiado mientras que otras cosas no, o que nosotros nos mantenemos iguales mientras que las cosas han cambiado. Es ahí cuando nos tenemos que poner a pensar mucho, porque es difícil hacer estas comparaciones y saber cuando el mundo da vueltas mientras nos quedamos estáticos, o si vamos demasiado rápido y debemos reducir la velocidad.

28.5.18

Terror

Para mí, la muerte es un prototipo de aquello cuya sensación de cercanía va en aumento. Es el principal ejemplo de aquello que en un inicio vemos venir hacia nosotros, de forma inexorable e ineludible. Va a llegar porque va a llegar. No vemos una ruta alternativa que nos haga evitarla, ni un modo de retrasar su llegada. Es implacable y nos va a alcanzar en ese momento preciso en el que tenga que llegar.

Pero pues, el amor es también eso. Exactamente eso, y eso me da ánimos en algunos momentos difíciles de mi vida.

27.5.18

Rebote

Este es el mes con más publicaciones (13) desde febrero de 2014, cuando dejé de escribir a diario (fue el infame mes en el que dejé la rutina de escribir el 365 y quedó tirado el blog). Pero no, hablemos de la última vez en la que escribí tanto por placer: junio de 2008, con 14 entradas.

Tomó diez años encontrarle el gusto a bloguear, pero lo logré.

Diez

Ahora ya estoy grande
Para llegar a preguntarme
Cuánto mi vida va a cambiar
En solo diez cortos años.

24.5.18

Respuesta existencial

A veces no queremos explicaciones; solo queremos saber que todo está bien.

Por eso, los abrazos no solucionan, pero ayudan.

Con esto te quisiera hacer saber que todo va a estar bien.

Prima facie

Las emociones que llegan en ciertos momentos importantes de la vida son crudas e intensas. La felicidad de tener, el dolor de perder, o el simple sentir del ahora. La efímera sorpresa que se convierte rápida en la aparente interminable sensación del cambio. Sin embargo, esa sensación de eternidad se apaga al pasar del tiempo.

Una emoción que se siente en un momento específico nunca va a volver. A veces vivimos con el fantasma remanente de la emoción, pero no es lo mismo, como si al revisitar nuestra vida, nos encontramos con una casa fantasma de nuestros recuerdos, sin poder volver atrás. Es quizá por eso que como cultura estamos tan fascinados con las experiencias: tener nuevas experiencias una y otra vez es nuestro modo de dar ese valor a nuestra vida, y acercarnos a la sensacion de eternidad que tanto añoramos.


Personalmente creo que por eso es tan valioso escribir, o el arte en general: es un modo de no encerrar nuestras emociones, sino que compartirla con otros que llegan más tarde a visitarnos a esa etapa de nuestras vidas. Porque nosotros debemos irnos y cerrar la puerta, pero podemos dejar regalos a otros que van llegando, para hacerles saber que no están solos.

Invirtamos en nuestras experiencias, pero también pensemos en las experiencias de otros.

20.5.18

Ensimismados

Es increíble cóomo la oportunidad de cambiar nuestras vidas nos ocurre justo cuando estamos atentos en ver el mundo, en lugar de pasar el tiempo pensando en nosotros mismos. Es el equivalente personal a no sentarse en los muebles para no ensuciarlos, o no correr el carro para no devaluarlo.

10.5.18

Control

Aunque es fácil distinguir entre eso sobre lo que tenemos control y aquello sobre lo que no, parecería que tomamos una actitud simplista una vez que pasamos el umbral del presente.

Explicado de otro modo, parecería como si una vez un evento ya ocurrió, da igual tomar una actitud de levantar las manos y ver los resultados de ambas cosas como algo sobre lo que no podemos hacer nada. Y es que en cierto modo es verdad: no podemos cambiar el pasado.

Sin embargo, aunque en algún momento, cuando hablé del problema de Monty Hall pensé que las acciones pasadas se vuelven irrelevantes, la verdad es que eso no es cierto, porque de hecho hay una probabilidad de éxito basada en nuestra decisión pasada (lo cual demuestra claramente que me equivoco, y muy a menudo).

Lo que realmente debemos hacer notar acá es que aunque siempre hay injerencia de parte de todas las cosas alrededor nuestro, nuestra decisión tiene mayor peso a la hora de obtener un resultado. Por eso, no es recomendable dar el mismo valor a nuestras decisiones pasadas y lo que ocurre fuera de nuestro control. A la larga, la decisión se define sobre si ahora es posible modificar nuestra decisión personal pasada para poder cambiar nuestro destino.

8.5.18

Reescribir

A veces veo publicaciones crípticas que he hecho en mi blog y me veo en la penosa situación de reconocer que fallé en tener el mínimo de sentido; no les hallo ni pies ni cabeza.
La principal tentación en estos casos es la de ya sea editar, o borrar. Pero también pienso que no vale la pena reescribir la historia si en cierto modo es lo que es; en algunos casos, simplemente intenté una idea y fracasé, pero en otros, mi mente estaba ofuscada y no supe expresar mis ideas. Así sucede cuando se escribe con pocos filtros.

Los errores son parte de las experiencias, así que los dejo ser, y los veo con la ternurita que se merecen.

Concrete

No ideas but for a king:
When you stray; no wings within
May something relent; magical
Sent to define; intent
Why would there be doubt? Fine
I hereby stand. So do you miss
Go about looking at strings: you ask
What to do here? But in things.

5.5.18

Injusticia

La peor de todas las injusticias no viene de acciones cometidas por una persona hacia otra, pues a la larga, podemos entender que todos nos equivocamos. Lo duro viene cuando reconocemos que la persona que comete la injusticia no se siente arrpentida. Es esa situación fea en la que no existe siquiera el consuelo de que ese victimario reconoce su injusticia. ¿Será que no era injusticia? ¿Será que hay una razón, algo así como un bien mayor, que justifica la aparente falta de justicia?

Aunque muchas de esas preguntas pueden tener respuesta, en la práctica no son muy satisactorias cuando contrastamos las opiniones. Una razón, a mi parecer, tiene que ver con la discrepancia entre visiones de la moralidad entre personas; lo que es malo para uno no lo es para otro, o incluso, la visión del fin justificando los medios e incluso una visión circunstancial de la moralidad desde la perspectiva personal. Todas estas se vuelven un mecanismo para darle sentido a nuestras acciones. Peor incluso, en muchos casos, nuestra cultura nos enseñaa racionalizar en modos que desafían una visión objetiva de la realidad, para definirla según el ahora o nuestra visión personal del bienestar.

A la larga, el tema no es cómo discrepamos o racionalizamos con relación a otros, porque no veo una solución al respecto. El tema real es qué tanto deberíamos dar cierre a estos conflictos con base en la expectativa en otros. A veces debemos saber confiar en nuestra lectura de la realidad, con honestidad, desear a otros lo mejor y dejarles poner a prueba su propia versión de la moral, allá en el mundo cruel, sin que nos importe mucho, pues la peor injusticia que podemos hacernos a nosotros mismos es juzganos con una vara ajena.

3.5.18

Correcciones

Uno de los cambios más importantes de mi vida está ocurriendo a mi edad adulta: he llegado a comprender que no puedo mejorar mi caligrafía a menos que cambie mi postura al escribir, algo que aprendí a los dos años.

Ahora, creo que el cambio no se refiere a la dificultad que va a conllevar corregir mi postura, el modo en el que tomo una pluma o hago los trazos, porque ese tipo de corrección creo que soy capaz de hacer. Es el hecho de convencerme de que puedo escribir mejor y el deseo de modificar todo lo que sé para hacer ese cambio. Ese tipo de cosas creo que no me han pasado muy a menudo, y en cierto modo me asusta pensar que ya llegué en esa etapa de mi vida en la que puedo ser tan meta.

1.5.18

Historia

Ayer visité a mis primeros amigos. Digo primero porque yo los escogí. Recuerdo que el día que los conocí, vi la fecha en una carta y dije: voy a recordar esta fecha, el día después de habernos mudado de casa con mi mamá. La verdad es que no la recuerdo bien, pero creo que fue el 16 de mayo de 1992.

26 años después, muchas cosas han pasado, pero me parece lindo poder valorar eso que uno decidió honrar de pequeño, como la fecha en la que alguien se dignó a darme una amistad que tanto añoraba en una época difícil de mi vida. Ahora yo puedo reciprocarla aunque no me la hayan pedido.

Identidad

Todo lo que percibimos del mundo es interpretado con base en nuestra propia imagen. Es imposible ver valor en otras cosas si no hemos reconocido nuestro propio valor.

Ánimos

Por cada palabra dura recibida, a veces hay también una de ánimo. A veces viene de la misma fuente, y a veces no. Lo importante es saber no hacer oídos sordos a ninguna, y saberlas tomar por lo que son.