24.1.18

Mal sueño

Una de las más recientes tendencias en todo el Internet es la de hacerte sentir miserable de tu rutina de vida, ya sea por medio del FOMO o la glamificación (es decir, hacer que la mara burra se sienta especial) en las redes sociales. Con eso, tengo que admitir que el mayor temor es el de tener que admitir que quizá, muy en el fondo, yo también caigo víctima de la cultura que he prometido despreciar. Es algo así como irte de tu país y sentirte de repente nostálgico por alguna burrada que no creías extrañar. O peor, es como cuando te enojás por alguien por hacer ruido al comer, y morder el tenedor de repente.

Por el otro lado, es bonito ser parte de una cultura tan superficial, porque te genera placeres cortos pero bonitos. Porque siendo honestos, no hay nada como babear cada vez que suena la campana de las notificaciones. Y si me perdonan, me largo para revisar mi insta.

No hay comentarios :