8.10.17

Escribiendo memorias

Una de las metas para este semestre ha sido comenzar un commonbook, que son algo así como una libreta de apuntes común y corriente. Yo llevo un par de años llenando agendas con mi día a día, pero la diferencia entre eso y un commonbook es que estas se usan como repositorios de ideas: música, citas que se leen, ideas, etc., y qué sé yo. Nunca he tenido uno.

Una de las cosas que me hicieron tomar la decisión fue pensar que muchas personas al final de su vida son capaces de escribir libros con memorias de cosas importantes que les sucedieron. Ya a mis treintas, soy capaz de ver que es mentira que uno se va a acordar de todo. Y pienso también en mi blog, que ha servido algunas veces como repositorio de ideas o de eventos de los que ya ni siquiera me acordaba. Quizá ha sido difícil aceptar esa transformación de un blog de un estudiante con ideas entre la lógica y la matemática, al de un adulto con más profundidad y con más miedo de hacer preguntas porque puede inferir las respuestas más rápidamente.

Igual, es divertido venir y escribir, pero sé que lo será más cuando venga en un futuro y encuentre este tesoro de ideas de lo que voy dejando a lo largo de los años.

No hay comentarios :