8.10.17

Historias de amor en la creación

"I guess you get to a point where you look at that pain as if it were there in front of you three feet away lying in a box, an open box, in a window somewhere. It’s hard and cold, like a bar of metal. You just look at it there and say, All right, I’ll take it, I’ll buy it. That’s what it is. Because you know all about it before you even go into this thing. You know the pain is part of the whole thing. And it isn’t that you can say afterwards the pleasure was greater than the pain and that’s why you would do it again. That has nothing to do with it. You can’t measure it, because the pain comes after and it lasts longer. So the question really is, Why doesn’t that pain make you say, I won’t do it again? When the pain is so bad that you have to say that, but you don’t. (...)" --Lydia Davis

I.

Hace poco leí la historia de cómo Nujabes y Shing02 escribieron la conocida serie de hip hop Luv(sic). A pesar de que la historia descrita en las canciones va dentro de la línea de amor romántico, me parece interesante la trasposición que la colaboración tiene: las personas que crean cosas juntos, comparten una relación que trasciende el trabajo y las experiencias. Es como si la creación en conjunto hiciera a los creadores padres y madres, los cuales comparten una conexión valiosa y trascendente.



II.

La falta de palabras para expresar una idea de un idioma a otro es una de las cosas más valiosas de abrir la mente a una cultura nueva. Pero también sucede que, aparte de perdernos en la traducción, a veces nuestro colectivo le da un valor nuevo a lo que decimos, aunque originalmente sea en otro idioma, algo de lo que ya he hablado antes. Basándome en esta premisa, el modo en el que la palabra japonesa nakama ha cobrado vida en el imaginario occidental se vuelve fascinante a partir del éxito de la narrativa de One Piece: a pesar de que para muchos sí existen modos de traducirla fácilmente, el modo en el que el fandom de la serie imaginó el sentimiento que la palabra transmitió a nivel contextual hizo que se volviera una palabra especial, al punto de que según leí, incluso los jóvenes japoneses ahora la usan de un modo distinto al tradicional en muchos casos. ¿Será que el uso de esta palabra habla de nuestro deseo interno por compañerismo y amistad a nivel colectivo?



III.

Hace unos meses vi al director ejecutivo de Creative Commons, con lágrimas en los ojos, descubriendo en Toronto una réplica gigante hecha en impresión 3D del tetrápilo, un monumento que recientemente fue destruido por un conocido grupo de extremistas en Siria. Hace poco me reencontré con la historia de Bassel Khartabil, un sirio que trabajó por la cultura en su región y que se encontró luchando en el conflicto de su tierra natal, a la vez que se convirtió en un vocero por la diseminación de la cultura. A pesar de su muerte y de la destrucción de este monumento, fue posible mantenerlo vivo, aunque fuera como réplica. ¿Será que nuestro aporte a la humanidad puede trascender a entregar algo de nosotros a los demás? Podés ver un poco más sobre el monumento acá.

Escribiendo memorias

Una de las metas para este semestre ha sido comenzar un commonbook, que son algo así como una libreta de apuntes común y corriente. Yo llevo un par de años llenando agendas con mi día a día, pero la diferencia entre eso y un commonbook es que estas se usan como repositorios de ideas: música, citas que se leen, ideas, etc., y qué sé yo. Nunca he tenido uno.

Una de las cosas que me hicieron tomar la decisión fue pensar que muchas personas al final de su vida son capaces de escribir libros con memorias de cosas importantes que les sucedieron. Ya a mis treintas, soy capaz de ver que es mentira que uno se va a acordar de todo. Y pienso también en mi blog, que ha servido algunas veces como repositorio de ideas o de eventos de los que ya ni siquiera me acordaba. Quizá ha sido difícil aceptar esa transformación de un blog de un estudiante con ideas entre la lógica y la matemática, al de un adulto con más profundidad y con más miedo de hacer preguntas porque puede inferir las respuestas más rápidamente.

Igual, es divertido venir y escribir, pero sé que lo será más cuando venga en un futuro y encuentre este tesoro de ideas de lo que voy dejando a lo largo de los años.