2.1.17

Guía práctica para vivir aventuras

  1. Sin importar lo que muchos digan, no hay aventura que valga la pena sin una meta en mente. ¿Tu aventura se enfoca en salvar el mundo, o encontrarte a vos mismo? Como sea. Todos buscan algo, y más vale que sea algo que al final valga la pena.
  2. El desarrollo del aventurero no se mide pensando en aquello que se deja atrás, sino en aquello por lo que lucha por no dejar durante su travesía.
  3. Algunas aventuras son reconocidas como aventuras desde el inicio; algunas otras se convierten en el camino. Pero para muchos, las aventuras son aquellas que reconocemos hasta que ya han terminado.
  4. Las buenas aventuras tienen caos y desorden; tambien suelen ser impredecibles.
  5. Hay aquellas aventuras que no terminan: se llaman borradores. Los borradores sirven como base para escribir aventuras más emocionantes.
  6. Las aventuras no pueden ser completamente introspectivas, porque el sentido de aventura solo nace cuando nos enfrentamos a algo más grande que nosotros.
  7. Las aventuras no se viven solos: o las vivimos con alguien más, o las contamos a otros cuando han terminado.  La clave es esta: descubrimos que estamos en una aventura - la asumimos - la compartimos.

No hay comentarios :