30.4.16

Dejar atrás

Nunca había experimentado la muerte de un ser querido, y todavía siento no comprenderlo bien. Pero algo que he aprendido esta semana es que cuando una expresión de amor verdadero se detiene, sea cual sea la razón, nunca va a dejarte vacío. Y esa es la diferencia entre esto y el abandono, que te deja con una sensación desgarradora de vacío.

Porque en la vida, eso que verdaderamente suma no puede faltar, y eso que resta no puede componer.

No hay comentarios :