7.2.15

The Great Divide

Me llama la atención que uno de los más bonitos restaurantes en San Salvador tiene um balcón con vista hacia una comunidad marginal. Estar de un lado de la vista o del otro no importa: es tan impresionante ver la imponencia de las alturas a lo lejos como disfrutar de lo pequeños que podemos parecer en un plano general.

No importa el lado del que estamos, mientras aprendamos a apreciar ambas perspectivas. Dicho esto, ¿podríamos comenzar a eliminar estas cercas invisibles para poder comenzar a saludarnos como vecinos que somos?

No hay comentarios :