22.4.10

El selenita

Trata de volver 
A su justos cabales
Le es difícil.

19.4.10

La sobreinformación

Si nos preguntan algo, ¿de qué rayos sirve decir más de lo que los otros quieren saber? Por eso, es mejor comunicador quien se limita a decir lo necesario.

13.4.10

The Black Cat

It's so funny, you know
You made my whole day
Turn from #fff to #000
You scare me dearly.

8.4.10

La ignorancia

Pensaba ahora: ¿Será necesario conocer algo para amarlo?

Si fuera así, yo tendría una vida nula: no sé nada de nada.

3.4.10

La parábola del economista

Basado en Mateo 25:14-28

Jesús el analista financiero dijo: el Reino de los cielos será semejante a una distribución no equitativa de riquezas, la cual es proporcional a la tasa de rentabilidad sobre capital, proyectada en un 200% para el final del periodo e independiente del rubro al cual cada corredor de valores decidiera utilizar el capital (obviamente, un fruto de la especulación divina). Sin embargo, uno de estos corredores desconfió demasiado de la maldita economía por lo que no invirtió el capital asignado, con lo que aparte de obtener un retorno neto nulo, la devaluación a causa de la inflación de Israel en la época se lo jodió.

El inversionista volvió eventualmente, evaluó con base en aspectos netamente financieros (porque la economía es bleh), y otorgó beneficios a aquellos cuyo rendimiento sobre capital fuera cumplido según el pronóstico; el inversionista pródigo-según-el-costo-de-oportunidad viene y le dice: "Estimado, con base en mi valoración profesional he podido observar que el 100% de la VAN que proyecté en mi estudio de factibiliad no provienen de la utilización de sus propios medios de producción, lo cual da lugar a la creación de un esquema Ponzi. Yo, en cambio, creo más en la integración vertical de la cadena de producción". El inversionista le respondió: "¡Imbécil!, Si no creés en mi concesión financiera al impulso de tu plan de negocios, por lo menos hubieras utilizado una cuenta de ahorro a una tasa fija para evitar la devaluación. Encima de todo, la VAN es una evaluación económica y esas me sacan de onda, por lo que mejor voy a financiar al corredor que genera mayores dividendos. En fin, mándenlo a estudiar economía, adonde la gente se vuelve loca calculando curvas inventadas, y cruje dientes un par de veces por semana".

Porque el patrimonio divino no es distrbuido de forma estocástica ni equitativa como se creería a simple vista, sino que presenta una distribución acorde a la Ley de Gibrat.

Palabra de Dios.