23.2.10

364/365 » La perfección

 No es que no pueda lograrla, sino que no me alcanza el tiempo para ello. Un buen ejemplo de ello es este post. Mírenlo, tan aburrido y tonto. Gracioso es también que se insulta a sí mismo, lo cual es prueba de su baja autoestima literaria. Ahora pregúntese: ¿Será que el autor de tan aburrido bloque de texto es realmente capaz de escribir algo que valga la pena? ¿Será que simplemente es un genio incomprendido y sin el tiempo disponible para lograr crear una obra maestra dentro de la blogografía mundial?

Si la respuesta es sí, he ahí; no necesito probar nada, por lo que escribo estas estupideces que acaban de leer. Gracias por hacerlo. Si la respuesta es no, ¿qué rayos hace acá?

Así es como me gasté trescientos sesenta y cuatro días de mi vida. Debo decir que lo he disfrutado, aunque no tenga nada de gracia. Es quizá de esas cosas que solo uno disfruta.

4 comentarios :

Nieto dijo...

Alguien debería crear un evento en Facebook: ¡Mañana! Última entrada de las 365.

Queith dijo...

wuju :D la penúltima n_n

Carolina dijo...

heeeeey!!!!!!! ya no vas a escribir!???????? =(

Nieto dijo...

*aplausos de pie*

La imagen no me dejó comentar en la última.