1.2.10

342/365 » School Hacks

Evitar las clases era una de las cosas más importantes de aquellos tiempos; no sé qué hubiera sido de mí de haber tenido que asistir todos los días al colegio. Siempre conozco a alguien que me dice "Yo iba todos los días al colegio", y no puedo evitar decir más que: "Pobre".

Claro, no es posible faltar TODOS los días al colegio. Mi récord fue como del 35% de inasistencia, porque les puedo asegurar que los profesores no aprecian que uno no vaya al colegio. Por eso, me inventé un sistema sencillo para asegurarme de perder la mayor cantidad de clases posible. Acá van algunas de las "medidas" utilizadas para racionar mi tiempo aprendiendo:

1. Llegar tarde: era el mejor. Aunque siempre es preferible faltar a llegar tarde, porque cuando uno llega tarde siempre le llaman la atención y todo eso. También descubrí que si uno llega cinco minutos tarde es una falta horrible; pero si uno llega una, dos o tres horas tarde, son más flexibles. Gracioso pero cierto, y era por eso que siempre que iba tarde al colegio me quedaba desayunando en mi casa, para llegar tarde e inventarme una excusa creíble. Y créanme, es más fácil inventárselas para llegar a mediodía que para llegar a las 7:20.

2. Irse temprano: reservado para esos días calientes y con clases aburridas. El mejor momento para hacerlo siempre fue durante la hora del almuerzo, o durante cambios de clase. Gracioso como suene, por llegadas tardías siempre me fue peor que por salirme temprano. La única vez que me metí en problemas fue porque me salí, y regresé una hora después. Moraleja: si te vas, te vas.

3. Semi-ausencias: Es el mejor y menos peligroso, simplemente consiste en ir a buscar a alguien que sabemos que no vamos a encontrar. Siempre iba a buscar al coordinador de disciplina para enseñarle la constancia de inasistencia del día anterior; al hallarlo, me iba lejos de ahí y preguntaba por él. Es gracioso cómo uno puede perder horas buscando a alguien mientras se evita.

Tenía bastantes días de no escribir entradas como esta. No se siente mal volver a los hábitos viejos de vez en cuando. (:

1 comentario :

Ronny dijo...

Yo iba todos los días al colegio.

¿Sabes qué? Como extensión a esta entrada, deberías hacer una lista de excusas para llegar tarde. Seguramente le será de utilidad a más de uno.