18.12.09

298/365 » El costo de perder

Está científicamente comprobado que no nos gusta perder. Claro, este tipo de información no es nada que no sepamos sin necesidad de invertir tiempo y dinero en investigaciones. Pero hay un hallazgo realmente interesante que llama la atención en el modo en el cual tomamos nuestra decisiones: las personas generalmente prefieren perder en eventos repetitivos que la sensación de perder algo para siempre.

La vida está llena de decisiones que nos lleva a ganar y perder, aunque más parece que es más probable perder que ganar; así es esto, generalmente. A pesar de eso, cuando nos hacemos de opciones que nos "pertenecen", muy probablemente hagamos lo que sea para no perderlas, incluso pagar un precio más alto del que debería.

Solo es necesario pensar en lo que nos cuesta a muchos deshacernos de nuestra ropa vieja. No la usamos, está muy deteriorada para usarla, pero sentimos que en algún momento vamos a necesitar una camisa hawaiana. Esa es la actitud de la que estoy hablando. Otro caso común es no romper una relación con otra persona, incluso si tal relación nos daña. Para algunas personas, el costo que implica soportar la relación es mejor que el perderla del todo. Podemos creer que es ridículo pensar así, pero es lo que rige las decisiones de muchos de nosotros a diario.

Al fin tiene lógica por qué le hablamos por teléfono a esa persona sólo una vez más, o no logramos definir nuestra vocación profesional al leer libros de Filosofía mientras estudiamos Administración. Sentir que una opción de nuestra vida va a desaparecer para siempre es uno de las sensaciones más dolorosas que la persona puede sentir.

Y estamos dispuesto a perderlo todo con tal de no perderlas.

1 comentario :

elsum dijo...

Excelente nota.

"el costo que implica soportar la relación es mejor que el perderla del todo"... ouch!!