16.12.09

296/365 » La epifanía genial

Mientras pensaba en qué diablos debería poner en el blog ahora, se me vino a la mente un problema que leí en un journal de matemáticas hace más de siete años: ¿Cómo explicar a alguien en otro lugar del universo hacia qué lado se encuentra nuestro corazón?

Extraño como parezca, la respuesta me vino aparentemente de la nada. Si un cable nos atraviesa desde atrás hacia el frente, y existe un campo magnético B uniforme desde nuestros pies a nuestra cabeza, nuestro corazón estaría en la dirección de la fuerza de Lorentz aplicada a una carga de prueba viajando sobre el cable. O algo así.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

interesante, excelente ..ahora explicale de paso que es la fuerza de Lorenz, que me imagino que en el otro universo no se llama así, y q es un campo magnético, porque me imagino que en el otro universo no se llamará así (todos estos nombres son acuñados en el nuestro, no garantiza que existió un Hendrik Antoon Lorentz del otro lado de la dimensión o una ciudad de Magnesia.... :P)

Tavo dijo...

awebo man, si la la epifanía me dejó apantallado lo q dice este cosme también...porque? no veo estas cosas....