23.11.09

273/365 » Monty Hall Suckage

Ahora comprobamos experimentalmente el problema de Monty Hall. Aunque al fin puedo decir que lo entiendo (casi, al menos), hay una cosa que me molesta. Según tengo entendido, las personas en su vida diaria tienen problemas para mantener sus decisiones; porque es parte de la naturaleza irracional el no ser capaz de tomar una decisión y quedarse con ella. Parece que tiene que ver con la perecepción del costo oportunidad la que urge a las personas a preguntarse si han tomado la decisión correcta, mientras se desesperan por cambiar de opciones. Grass is greener on the other side, anyone?

Los efectos de esta joya del comportamiento humano irracional puede verse en muchas facetas de la vida: la carrera, las relaciones, y los juegos. Claro, es por eso que jugar póker es tan estresante para algunos, incapaces de sentirse seguros con lo que tienen en la mano, mientras se preguntan a sí mismos: "debimos jugar scrabble". Es por eso que muchas veces preferimos comprar nuestra comida en los food courts, ya que siempre está la posibilidad de cambiar nuestra opción hasta el último instante.

Extrañamente, esta pauta comportamiento tan predecible no parece cumplirse en el caso del juego de Monty Hall. Las personas, a pesar de su naturaleza, no cambian su decisión en la mayoría de los casos, una vez que la primera opción fue escogida y otra puerta es descartada. Aunque hasta el momento no tengo idea de la razón de tal acción racional, se me vienen a la mente dos cosas: 1. Es diferente cuando existe el estrés de solo poder escoger una vez, diferente a la ilusión de poder escoger, probar y después cambiar la opción, y 2. La decisión se hace efectiva de modo inmediato, por lo que nos obliga a ser racionales en nuestro análisis.

Gracioso es, que mientras más racionales actuamos, más proablemente perdamos con las opciones. Así de tonto es, esto.

1 comentario :

nibble dijo...

Hay algo que no se te debe de olvidar y es que "cambiar" de puerta no te va a hacer ganar, sino aumentará tus probabilidades de ganar de 1/3 a 2/3.
El problema de Monty Hall tiene más que ver con el análisis "errado" que se hace originalmente del problema al pensar que al mantener la elección se mantendrá la probabilidad, cosa que estadísticamente no es cierta.
De igual manera podes elejir no cambiar y ganar, solo que tus probabilidades serán considerablemente menores... 33% si no cambias vs un 66% si cambias.