9.10.09

228/365 » Control mental

Levantarme en las mañanas con los gatos cerca nunca será lo mismo. Cuando toda mi vida pasé engañado con que el maullido feliz de mis gatos era cuestión de afecto, según este estudio parece ser producto de un plan para controlar mi cerebro y hacerme cumplir sus deseos.

Ser ignorante y feliz ya no es fácil en estos tiempos.

1 comentario :

JC Conde de Orgaz dijo...

Los gatos son diabólicos.... Lo reducen a uno a la nada intelectual con cada maullido que dan...

Dímelo a mí, que tengo treinta años de tener a esos engendros del demonio (AKA Gatos) como mascotas...

Son Hipnótic..... ZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ...