8.10.09

227/365 » Monólogo

Cuando estoy solo, me encanta platicar conmigo mismo. Y la mayoría de veces que me encuentro en mi plática, lo hago en español. He descubierto que lo hago porque realmente disfruto pensar en la palabra adecuada para expresarme. Decidir de entre las opciones que tengo al hablar me da cierta satisfacción. Las ideas que tengo en mi cabeza no valen nada si no son dichas del modo adecuado.

No hacerlo así es como contar un buen chiste y no causar gracia, o escuchar música en mi cabeza y no poderla tocar en un instrumento. Es un estado de coma mental.

1 comentario :

QueithCita dijo...

Esto me recuerda a un twitt que decía mas o menos: "Cuando me veo en el espejo me gusta decir la palabra difícil".

No sé si tiene algo que ver pero... en el espejo te estabas hablando a vos ;D

Haha ^^