4.9.09

193/365 » La iluminación de Trane

"I don't know how to put it. Hyperbole, but I had the thought that if I could live inside that song I'd find salvation. Like I said, hyperbole, but it speaks towards what I really mean."

Quizá alguno de ustedes recuerda lo que hablé en el día 7. Este post tiene mucho que ver, simplemente porque aún no dejo de pensar en ello. Es que mucho se dice sobre A Love Supreme, el más famoso de los discos de John Coltrane. Así fue como me decidí a escucharlo; y vaya que me encontré con una gran sorpresa al revisar el disco y solo encontrar cuatro canciones. "¿Cuatro, y qué rayos es esto?", me repetía mientras escuchaba la entrada de Acknowledgment, la primera canción. Parecería que el inicio de la canción es la única parte que tiene una melodía que suena "familiar" a mi gusto. Después de esto, parecería que Coltrane cierra los ojos y se pierde en sí mismo. Después de un poco de lectura, me doy cuenta que no estoy nada equivocado al respecto.

Tengo que advertirles que no se debe tanto a la complejidad o la calidad de "hito" de esta composición, sino a la historia detrás de ella. John Coltrane, sin duda alguna, es considerado por los críticos como uno de los mejores músicos que han caminado sobre este planeta. Aparte de ese talento extraordinario y la precisión en la ejecución de su saxofón de que practicó durante años y años con mucho esmero y dedicación para lograr tal habilidad y majestuosidad en sus interpretaciones, mucho tuvo que ver el hecho de que vivió en una época dorada que revolucionó la concepción misma de la música.

En resumidas cuentas, este fue un artista que inspiró a muchos durante las últimas cinco décadas, que se lució junto a muchos otros grandes músicos con habilidades fuera de este mundo. El mejor modo de describir la sensación que ellos viven al tocar su música la encontré en este video de Miles y Trane (en serio, no es necesario verlo, pero si disfrutan del jazz, háganse un favor y disfrútenlo), donde una de las escenas más cautivantes es la del tipo fumando un cigarro en el minuto 1:05. Es bastante fácil suponer que tras ese bokeh animado se puede enmarcar un estilo de vida muy representativo de cualquier músico de la era moderna. Escuché a mi mamá comentar al respecto sobre eso en alguna ocasión, de cómo los artistas tarde o temprano requieren de alguna carga emocional que dé cabida a su inspiración. Quizá no sea tan así, quién sabe, pero sí es seguro que la creación artística lleva consigo mucho de lo que lleva el artista dentro de sí. ¿Es por tanto, el arte, un producto de la inspiración puramente humana? Para muchos, A Love Supreme es prueba de lo contrario.

La historia de cómo Trane compuso este disco es fácil de contar, está en muchos lugares: John Coltrane era altamente drogadicto. En un momento de crisis de su vida, buscó la dirección de Dios como un modo de superar su adicción y estado emocional. Lo que sucedió después de esto es algo que nadie más que él sabe, ya que se encerró en una habitación de su casa durante varios días y noches. Su esposa, quien se tomó la tarea de llevarle comida durante todo este tiempo, mencionó que el día en el que Coltrane bajó, le dio la impresión de ser una persona cambiada: "cual Moisés bajando del monte con las tablas de de la Ley". El resultado de la experiencia que Coltrane vivió parece estar descrita en A Love Supreme. Un disco diferente a los demás, especialmente para un músico que llegaba al estudio con ideas dispersas, dispuesto a improvisar sin rumbo. Este disco, en cambio, llevaba una idea clara, un propósito: la plática de Coltrane con Dios. Grabado en unas cuantas horas, estos cuatro movimientos son interpretados gracias a los títulos de las canciones y la historia detrás de su composición.


Como introducción, Coltrane reconoce (Acknowledgement); esta pieza me llama la atención en el modo en el que se refiere a Dios musicalmente, repitiendo "A love supreme" con su saxofón, una plática musical que es descaradamente al punto que las palabras del final se vuelven innecesarias, un modo de humillarse no por medio de empequeñecerse, sino reconociendo la grandeza de Dios.


La segunda parte es la decisión, el pacto (Resolution), con un solo que descarga tanta emoción como Coltrane debió haber dejado ir en sus momentos de angustia y soledad; una oración sin duda bastante difícil, en la cual inicia con una idea dura pero clara en mente, la cual poco a poco se desarrolla en un sonido cada vez más reconfortante a medida que la pieza avanza.


Como tercera parte de su oración, se encuentra la perseverencia en sus palabras (Pursuance), porque dentro del camino a la libertad, es muchas veces inevitable caer y fracasar una y otra vez. Un camino con alturas y llanuras, y que a medida avanza cae en la conclusión de la necesidad de la constancia en la búsqueda por la iluminación.

Por último, Trane agradece a Dios por haber recibido, aquello que muchos llaman "iluminación". Sea lo que Coltrane recibió, parece ser más que el conocimiento o el poder, una reafirmación de la idea que comenzó la historia: ¿a quién más puedo acudir, sino a ti? Coltrane recita, con su saxofón, el siguiente salmo:
I will do all I can to be worthy of Thee O Lord.
It all has to do with it.
Thank you God.
Peace.
There is none other.
God is. It is so beautiful.
Thank you God. God is all.
Help us to resolve our fears and weaknesses.
Thank you God.
In You all things are possible.
We know. God made us so.
Keep your eye on God.
God is. He always was. He always will be.
No matter what…it is God.
He is gracious and merciful.
It is most important that I know Thee.
Words, sounds, speech, men, memory, thoughts,
fears and emotions — time all related…
all made from one…all made in one.
Blessed be His name.
Thought waves — heat waves-all vibrations –
all paths lead to God. Thank you God.
His way…it is so lovely…it is gracious.
It is merciful — thank you God.
One though can produce millions of vibrations
and they all go back to God…everything does.
Thank you God.
Have no fear…believe…thank you God.
The universe has many wonders. God is all.
His way…it is so wonderful.
Thoughts–deeds–vibrations, etc.
They all go back to God and He cleanses all.
He is gracious and merciful…thank you God.
Glory to God…God is so alive.
God is.
God loves.
May I be acceptable in Thy sight.
We are all one in His grace.
The fact that we do exist is acknowledgement
of Thee O Lord.
Thank you God.
God will wash away all our tears…
He always has…
He always will.
Seek Him everyday. In all ways seek God everyday.
Let us sing all songs to God.
To whoma all praise is due…praise God.
No road is an easy one, but they all
go back to God.
With all we share God.
It is all with God.
It is all with Thee.
Obey the Lord.
Blessed is He.
We are from one thing…the will of God…
thank you God.
I have seen Godd–I have seen ungodly–
none can be greater–none can compare to God.
Thank you God.
He will remake us…He always has and He
always will.
It is true–blessed be His name–thank you God.
God breathes through us so completely…
so gently we hardly feel it…yet,
it is our everything.
Thank you God.
ELATION–ELEGANCE–EXALTATION–
All from God.
Thank you God. Amen.
El mensaje poderoso de este disco, no fue apreciado en vivo por más que un par de ocasiones. Sin embargo, el mensaje alcanzó a muchas personas. Desde Jason Mraz hasta Bono, y millones de personas que han hecho de este, uno de los discos de jazz más exitosos de la historia. Es así cómo el mensaje de su vida ha llegado a muchas personas. Ahora, ¿será que todos obtienen el mismo mensaje? La respuesta es no. Como cualquier mensaje, el receptor lo interpreta a su manera. Es así que mientras algunos no pueden dejar de pensar en la grandeza de la creación, otros piensan en Coltrane como un buen soundtrack para el LSD. Como sea, hay algo de lo que sí me siento seguro cuando escucho a Coltrane: hay mucha gente buscando "algo", después de todo.

"Coltrane's commitment is in his sound, and as Charlie Parker says, "If you don't live it, it ain't gonna come out." John Coltrane represented getting to the Promised Land without the needle. He took the keys from hell with his sound, telling us that we don't have to do drugs in order to be connected anywhere from the microcosm to the top of the galaxy. He made a different kind of commitment with music.

Bob Marley did this with the groove and the lyrics and so was able to produce a type of intoxication.
But Coltrane went another kind of way. His sound is the sound I most like; it has no shadows. Sometimes it's hard to hear. I say to myself, "O God, I only have two ears and a heart!" It's like 240 voltage while the rest of us are running on 120. (...)

When you hear this second kind of Coltrane music, the only way you can describe it is the way you would describe Machu Picchu in the Andes mountains. It's a whole other level of high consciousness that causes the slicksters and the hipsters and anyone else to say, "Hey, this is not coming from an intellectual trip or some dude trying to show off."

When he starts a solo with his saxophone,

it actually sounds like his heart is made out of light,
and it is coming out of the horn; the horn is rumbling,
and all of the keys are shooting off light.
Coltrane has come the closest to connecting the alpha to the omega through sound." --Carlos Santana

2 comentarios :

JC Conde de Orgaz dijo...

Belleisimo artículo. Música interesante

Victor dijo...

Puta Snipe, verga de artículo.

[Medí cuanto me gustó por la espontanea fuerza de la primera frase que se me vino a la mente.]

Saludos

Victor