19.6.09

116/365 » De gratis

¿Qué nos motiva dar sin recibir a cambio? Desde un punto de vista pragmático y relativo a los intereses personales, parecería bastante incongruente el pensar en una pérdida sin razón. Pero así son las cosas. Así como económicamente se evalúa el nivel de satisfacción que las personas esperan de un bien durante una transacción, se puede pensar que la satisfacción misma de dar parecería valer tanto como lo que se entrega. Y así, podríamos concluir que las personas que entregan, tienen un motivo ulterior después de todo. Son todos unos egoístas. Al menos, realizan tratos justos. Ergo, la satisfacción al cliente --en su máxima expresión-- debería basarse en regalar al cliente más a menudo.

Bueno, mientras tanto podemos poner pensamientos al respecto en los buzones de sugerencia de los restaurantes de comida rápida. Quizá los leen.

1 comentario :

Trace dijo...

No hombre! No se pueden reducir las interacciones humanas a un simple intercambio comercial!