22.5.09

088/365 » McKee vs. Radiohead

He llegado a la conclusión de que muchas veces me es más fácil hacer las cosas complicadas que las cosas sencillas. O quizá es cuestión de concentración. Pero simplemente no soy capaz de tocar piezas a 60bpm mientras las toco sin problema al doble de velocidad. Igual, toda la vida me va mal en los exámenes para los que estudio como bestia. La paciencia es una habilidad aprendida, y vaya si cuesta lograr alcanzarla.

Puesto de otra forma, muchas veces son distintos los procesos mentales que rigen el modo en el cual realizamos ciertas actividades. Tomemos el alfabeto como ejemplo. Imagínense que les piden recitarlo completo, lo más rápido que puedan: "A, B, C, D, E, F...". ¿Pero qué tal si les preguntan de forma repentina qué letra sigue después de la K, por ejemplo? ¿Notaron que algunas veces tienen que recibar mentalmente esa parte del alfabeto? Así es como funciona el cerebro. Así es como logré memorizarme los colores de las resistencias eléctricas:

"Negro, rojo, café, naranja amarillo, verde, azul, violeta, gris, blanco..." ♫

Nuestro cerebro puede guardar información ya sea por el significado abstracto del elemento a ser almacenado (por ejemplo, al pensar en el número tres, representan en su mente un valor abstracto del número), o por un factor relacionado a la comunicación (por ejemplo, el símbolo 3, o las letras del nombre). Así, estudiar para un examen es sencillo cuando uno recita y memoriza piezas completas del material de estudio, o se aprende las fórmulas a ser usadas; o puede dedicarse a comprender el razonamiento inherente a los conceptos y demás elementos cognitivos del material. Otro buen ejemplo son las tablas de multiplicar. Sin importar qué tan bueno sea para multiplicar, o el idioma que haya usado durante los últimos años, parece ser inevitable para todos el volver a recitar el rezo en nuestro idioma natal para poder saber el resultado de siete por nueve. Así es esto.

¿Cuál método de memorización es mejor? Quién sabe. Lo que es seguro, es que mientras me va mal en los exámenes por intentar comprender y no memorizar, al tocar música me pasa exactamente lo contrario: memorizo piezas largas y complicadas, y fallo muchas veces en su comprensión. A la larga, con la práctica y la experiencia se logra completar el aprendizaje. Es cuestión de saber valorar cuál nos es más útil a corto o a largo plazo.

Así de complicado es todo esto.

No hay comentarios :