25.11.07

Dimensión alternativa en Bloguerlandia [Versión 1.1 a.k.a. 4.0]

Bueno, al fin seguí con esto de las parodias, y es que la conceptualización de esta entrada tomó cierto tiempo. ¿Cómo así? Bueno, pues la idea de por sí es confusa: quería hacer una parodia de la Afuapsñjsa, pero copiar un estilo como el de ella es complicadísimo; así que tomé como base esta entrada, con dos razones: la primera es burlarme "cruel y descaradamente" de ambos, y la segunda, pues para divertirme con un título bastante extraño e innecesariamente largo.

Si me preguntan cómo llamaría al post, sería "La motivación del bloguero" parte 2. Como pueden ver, no se llama así, pero tiene mucho que ver. Aunque ya había dicho que era un post poco serio, la idea sí me gusta bastante como algo serio, pero dejaría de ser yo si no lo hiciera así.

¿Y si Snipe escribiera una parodia de Afumhue: adolescente y tercermundista mientras también se burla de la parodia de Pequeño hamster en mi cabeza a la parodia que aquél hizo de su propia parodia, además intentando escribir el título más confuso y largo jamás creado hasta la fecha (aunque probablemente sí exista un título así de largo pero no tiene ganas de investigar si es así o no)?

A diferencia de los "escritores de verdad", los blogueros somos personas comunes y corrientes que decidimos invertir nuestro tiempo para escribir ideas de gratis y de dominio público (aunque no lo querramos admitir). Claro, no podríamos responder a la pregunta de ¿por qué escribimos? sin dar un par de muestras a modo de ejemplo. Por eso me fui a buscar las raíces de los blogs, porque si no tuvieramos interwebz y plantillas bonitas, seríamos una bola de gente que mancharíamos donde sea que hubiera un espacio para ser leído.

Blogueros urbanos: un compendio de los más comunes

Y así comenzamos. Mientras que para la mayoría de gente, el pensar en escribir y paredes y mesas demuestra bajeza y falta de respeto hascia la propiedad ajena, en realidad creo que demuestra, hasta cierto punto, que todas las personas tienen un poco de "escritor" dentro de sí.

Y claro, como ya sabemos, todo se puede clasificar. Por eso, algunos ejemplos van a continuación.
(Nota: cualquier persona se podría sentir identificada con el escritor en cuestión ejemplificado, o su equivalente en bloguero... esa es la idea).

Nº1
El grafitero
Generalmente los más compulsivos de todos, pueden considerarse como los "spammers" del mundo real, ya que ningún espacio en blanco puede escaparse al hecho de que tiene que tener su nombre escrito en versión gótica. Claro, muchos tags tienen gran estilo, pero díganme: ¿quién en su sano juicio escribiría lo mismo una y otra vez?

Nº2
Otakus
Obviamente éstos se la pasan horas y horas sentados en el mismo lugar, porque por lo visto son lo suficientemente ociosos como para dibujar personajes de animé en versión "mural", nótese el excesivo uso de letras japonesas incomprensibles para los mortales.


Nº3
El garabatero
Si usaran drogas, serían genios creativos. Pareciera que dibujaran mientras están en trance. Poca habilidad para dibujar, aunque extrañamente, los dibujos no son tan malos después de todo.
Nº4
El amante frustrado
Aparentemente están enamorados de cierta mujer y quieren que el mundo lo sepa; extrañamente, no quiere que nadie sepa quién es él. Exageradamente cursis.

Nº5
El depresivo
Tiende a contarle sus penas y dudas al mundo, y muy usualmente es víctima del troll. Si me preguntan, me asustaría saber que soy amigo de alguno de éstos.



Nº5

El difamador
Utilizan el número de teléfono de sus víctimas para poner anuncios poco decorosos; Alto uso de obscenidades o propuestas bastante gráficas. Usualmente suelen estar seriamente ligados con un pasado de amante frustrado.



Nº6
El académico
Probablemente se quedó sin papel para escribir, estudia y hace sus tareas en las mesas y paredes. En sí, son una paradoja, pues ¿Quién dice que no se puede ser culto e inculto a la vez?


Nº7
El troll
Se dedican a burlarse de los demás y todo lo que escriben. Curiosamente, los autores originales en algunas ocasiones regresan los comentarios, y se convierten en chats larguísimos. Son el equivalente urbano de los comentarios anónimos. Para tristeza de muchos, la moderación de comentarios se hace tachando con algún marcador. xD


Tengo un par más de tipos por poner, pero como los grandes, me da una flojera descomunal. En fin, cada quién escribe lo que quiere, y siempre hay alguien dispuesto a leerlos. En realidad, si alguno de esos faltos de cultura tuviera un blog, probablemente lo leería.

À bientôt!

18.11.07

La motivación del bloguero

A pesar que no lo parezca, el camino del bloguero es largo y lleno de mucho trabajo; ya sea para comentar lo que sucedió al despertarnos, para comentar sobre los acontecimientos de actualidad o expresar ideas propias y originales. El escribir post de forma asidua durante tanto tiempo se vuelve una responsabilidad con el blog mismo y con los lectores.

Ya después de mucho tiempo, las razones que nos impulsan a escribir parecen cambiar: de un deseo de expresarse, nace el deseo de satisfacer a los lectores o el de la autorealización; mi pregunta viene a reacción de un post de Víctor que yo interpreté como una duda sobre la motivación de escribir en un blog. Intentaré explicarlo en dos entradas, una seria y una parodia con mensaje.

Entrando de lleno al tema, creo que no puede haber una respuesta sencilla sobre qué es lo que nos motiva a publicar posts en nuestros blogs día tras día, o semana tras semana; pero a la vez, siento que todos nos podemos identificar con ciertos elementos comunes a la actividad, especialmente a lo largo de la vida cronológica (y la edad de madurez del blog) en la que un blog se puede definir.

En un inicio, la mayoría de personas que ahora tenemos un blog, comenzamos con la idea de escribir nuestras propias ideas al ver un blog ajeno, en el cual pudiéramos observar e identificarnos con las ideas de su autor. Es allí cuando, al menos en mi caso, yo me dije a mí mismo:
¡Hey, yo podría hacer eso!
Según mi experiencia propia y lo que he observado en bloguerlandia por mucho tiempo, supongo que la primera etapa del bloguero se caracteriza por existir cierto interés por darse a conocer como una persona con ideas individuales, sin importar realmente quién lo lea. Muchos post con 0 comentarios no son una razón para dejar de escribir, y por el contrario, incitan a experimentar con ideas nuevas.

La segunda etapa surge de la necesidad de relacionarse con otras pesronas iguales a nosotros. Después de un corto tiempo, nuestro blog se puede definir con ciertas palabras: un blog personal, un un blog de descargas musicales, de noticias tecnológicas, educativo, etc., y ¡sorpresa!, descubrimos que existe gente que piensa, hace y escribe lo mismo que nosotros. Es en ese momento en el que nos preguntamos, entonces, si esas personas nos aceptan según lo que nosotros reflejamos en lo que escribimos. Entonces, la tercera etapa del bloguero comienza con el primer comentario que un bloguero nos regresa. Es un modo de mostrarnos que no somos seres tan extraños, después de todo, y responde a la búsqueda de no sólamente asociarnos, sino de diferenciarnos y sobresalir de los demás.

Ahora, creo que una cuarta etapa comienza desde el momento en el que se recibe el primer comentario externo, y no me refiero al de amigos u otras personas a las que uno le suele mostrar el blog (Hey mirá, tengo un blog), sino al hecho de que una persona a la cual no conocemos, muestra interés en lo que nosotros hemos escrito. Es ahí cuando el blog comienza a ser notado en el internet, ya sea cuando nos citan, nos linkean, o mejor aún, cuando nos roban las ideas; cuando descubrimos nuevos blogs que buscan nuestra amistad, especialmente blogs jóvenes de personas que comiezan a escribir... y nuestra motivación parece estar puesta en superar nuestras propias expectativas, lo cual se refleja en opiniones externas.

A pesar que es fácil venir a enumerar etapas según la motivación, muchas veces no lo es, pues los que escribimos en nuestros blogs tenemos distintas motivaciones a la vez. Pareciera que muchas veces escribimos post esperando 1 000 millones de comentarios, mientras que otras veces nos gustaría que nadie leyera lo que escribimos, pero lo publicamos simplemente porque ya está hecho; algunas veces nos gusta explicar las cosas que pensamos, mientras que otras, actuamos como bastardos elitistas y esperamos que nuestros lectores lo sepan, o al menos lo busquen en libros o el internet. El describir la calidad de un blog por el número de visitas o comentarios, muchas veces es un indicador débil de cómo escribimos pero tristemente, muchas veces es lo único que tenemos a la mano. Digo, la gente se sorprende cuando les digo el número tan bajo de visitas al día que tengo, pero eso no necesariamente significa que lo que escribo sea tan malo (?).

En conclusión, lo importante es escribir y escribir, y por suerte, si lo que se hace es bueno (o al menos mejora con el tiempo), tarde o temprano es visto por las personas. Ahora, respecto a los comentarios, tendría que escribir otro post titulado "la motivación de los comentaristas de blogs" (lo cual no pienso hacer xD ), pero puedo ser sucinto y pensar que las personas prefieren comentar cosas con las que parecen identificarse.

Ahora, a esperar el segundo post.

13.11.07

Mejor amigo del hombre

Mucha gente no comprende por qué soy tan amante de los gatos. Desde que tengo unos 9 años, aprendí a imitar los maullidos de los gatos, y lo hago tan bien, que los mismos gatos se tienden a confundir. Al principio jugaba a engañar a mis gatos, haciéndolos pensar que había otro gato cerca, mientras ellos lo buscaban afanosamente por toda la casa. Con el tiempo, ya no lo hago tan a menudo.

Según lo que he escuchado, el idioma "gato" tiene alrededor de unas 17 palabras, de las cuales quizá puedo hablar unas 8, suficiente para entablar una decente conversación con cualquier gato que encuentro en la calle cuando estoy aburrido. Dependiendo del gato, algunos sólo se detienen asustados, mientras que he platicado por largo rato con otros. A veces me encanta saber que los gatos son los animales más geniales para entablecer cierta empatía con mi estado de ánimo; pues si encuentro un gato y le transmito mi estado de ánimo con un maullido, muchas veces éste es capaz de comprenderlo.

Por ejemplo, hoy en la noche, una noche terrible de preocupaciones académicas, salí un rato al parque. Después de un rato de meditación, pasó un gato cerca. Comencé a llamarlo, y no se hizo el aludido, hasta que me dejé llevar y le comencé a contar sobre cómo me sentía frustrado con mis estudios; sobre cómo mis profesores, suelen tener esa percepción equívoca de la educación; de cómo es bastante imposible tener vida social mientras paso tan ocupado, y de cómo siento que el tiempo pasa demasiado lento mientras me la paso luchando con mis convicciones y temores hacia el futuro, cosas tan comunes a mi edad. Graciosamente, el felino comenzó a correr de un lado hacia otro buscando el gato que lloraba, y cuando me veía se detenía (no comprendía cómo era yo quien le hablaba en su idioma). En fin, fue una divertida conversación de unos 5 minutos mientras el gato andaba caminando alrededor con bastante cuidado, y se terminó echando a unos metros, escuchando atentamente. Al final, decidí que era suficiente, así que me despedí y me fui.

Sin duda, los gatos son geniales. A diferencia de lo que mucha gente piensa, un buen amigo se detiene a escucharnos cuando no andamos en nuestros mejores días, y no lo hace porque se siente obligado, sino porque siente empatía con nosotros; no necesariamente están al lado de uno en todo momento, pero sin duda, un gato no deja pasar desapercibida una llamda de auxilio.

Lo mejor de todo es que me salió más barato que una llamada por teléfono (desde ya, temo saber la cuenta de teléfono de este mes xD). Meh. ¿Me preocupa lo que piensen de mí, al poner que hablo con los gatos? NAH. Me daría más pena leer el horóscopo todos los días.

**Presiona 'publicar'**

7.11.07

¡Paradoja policial al estilo Geek!

Hoy en la mañana, naruto me dejó un comentario bastante alucinante sobre la paradoja policial, así que me dije a mí mismo: ¿Por qué no convertirlo a programación del futuro? En serio, si la programación fuera así de ridícula, sería mi actividad favorita:

Paradoja policial

...al estilo geek


HAI
CAN HAS STDIO?
CAN HAS barrio.h?
CAN HAS policia1.h?
CAN HAS policia2.h?
GIMMEH ARRESTO=1
IM N UR LOOP
VISIBLE "OH NOES!1"
IZ policia1.DELITO AND policia2.LO_MIRA?
YA RLY
policia2.DELITO
policia1.DELITO
ARRESTO=1
NO WAI
IZ policia1.DELITO AND policia2.LO_MIRA?
YA RLY
policia1.DELITO
policia2.DELITO
ARRESTO=1
KTHX
IZ ARRESTO=0? KTHX
IM OUTA UR LOOP
KTHXBAI
Aclaración necesaria: si se ve complicado, lo es. En realidad lo hice confuso para que no se noten todos los errores, aunque a la larga... es un código inventado. xD

EDIT: Intenté compilarlo, y no funcionó =[

6.11.07

¿Me extrañaron?

Bleh, no importa.

Yo sí los extrañé. xD

5.11.07

Lamento offline

Nadie va a leer este post. ¡NADIE!

Desde ayer en la noche, mi blog está muerto, aunque yo me di cuenta hasta ahora a mediodía. Se imaginarán y comprenderán la angustia y el sufrimiento que siento en este momento, mientras espero encontrar la solución de forma rápida. ¿Y saben qué? Sé lo que están pensando, y tienen en parte razón. Esto... este post, no está bien si ni siquiera yo puedo leerlo (y mucho menos mis lectores), y puedo imaginarme todo lo que me podrían estar preguntando en este momento, así que he decidido realizar una sesión de preguntas y respuestas con todas las preguntas imaginarias que ustedes podrían estar haciendo en caso que estuvieran leyendo esta entrada.

Q&A incierto

Respuestas probables a las preguntas hipotéticas de mis supuestos lectores imaginarios que probablemente leerían mi pseudo entrada mientras mi blog no puede ser leído por nadie.

Q."No tiene sentido postear si nadie lo va a leer, ¿verdad?"
A. ¡Claro que sí! Al menos me demuestro a mí mismo que escribo por el amor a mi blog, no necesariamente por lo que mis lectores piensen. También porque tengo mucho frío como para salir, y mucha weba como para hacer mis tareas.

Q. "¡Qué demonios sucedió con tu blog?"
A. Estaba tratando de jugar con Google Apps, y modifiqué unos registros del DNS. Obviamente, resultó en la muerte de mi blog, y estoy esperando una respuesta del servicio al cliente mientras escribo esto.

Q. "¿Volverá pronto?"
A. Eso no depende de mí, al menos que yo lo sepa. Me dijeron que cualquier cambio en el registro de mi blog puede tardar aproximadamente 48 horas para tomar efecto, así que durante este tiempo puedo darme gusto haciendo lo que sea con mis post, y esperando que nadie se burle de mí.

Q. "¿Por qué ratas te referís a lectores imaginarios que te hacen preguntas, si ya dijiste que no te importa lo que los lectores piensan?"
A. Porque me siento bastante idiota hablando solo.

Q. "Cómo podés responder después que tus lectores te pregunten, si ellos tienen que leer tu post antes que lo escribás?"
A. Detalles, detalles.

Al menos este post me sirve de catarsis emocional.