5.10.07

Cosas que deberías saber sobre el protocolo

Esta es de las entradas más lentas en escribirse. He pasado tan estresado últimamente que mi mente trabaja actualmente con baterías AA. La semana pasada me la pasé ordenado para un evento, usando traje toda la semana, y me dí cuenta que muchas de las cosas que se hacen cuando uno es adulto, pues no tienen mucho sentido.

Claro, muchos de ustedes pueden ver estas cosas como atractivas o importantes, pero admítanlo, eso es sólo producto de la programación social. Piensen de forma ontológica, más allá de su significado, hasta su verdadera razón de ser. Se darán cuenta que la vida de adultos está llena de... cosas estúpidas. Así comienza mi lista llamada:

Cosas que deberías saber sobre el protocolo

(a.k.a.: 7 razones por la que la vida adulta es estúpida)

* Las corbatas: ¿Alguien entiende la razón de ser de una tira de tela amarrada alrededor de la camisa? Sin importar lo que digan, no tiene sentido mayor que el de mostrar las habilidades manuales aprendidas en la época de boy scout. Claro, muchas adultos intentan disimular tal ridiculez, usando colores y diseños extravagantes, notablemente los de bugs bunny y otros dibujos animados. Créanme, eso no ayuda en nada.

* La razón costo-pulcritud: Mientras más caro o fino es tu vestir, más fácilmente se ensucia o arruina. Es como si la gente pagara para momificarse. ¡Vaya si es inteligente!

* El decoro: La gente de saco y corbata habla y camina lento. Siempre pensé que era parte de ser grande e importante, pero recientemente descubrí que es para evitar equivocarse o caerse y que todos los demás se rían de ellos. Si no lo comprenden, intenten caminar con un traje formal, esas cosas son equivalente actual de los trajes metálicos medievales, respecto a la incomodidad. xD

*Etiqueta: como si usar mil tenedores y cuchillos para una sóla cena no fuera suficiente, pareciera que la vida del protocolo está llena de reglas para todo. Es el equivalente protocolario de los conmutadores de banco (Para hacer pagos, marque 1; para llamara a ventas, marque 2; para establecer una queja, marque 3; para escuchar este menú de nuevo, marque 4; para cambiar idioma, marque 5...). Sí, totalmente estúpido.

*El calzado formal: si usar zapatos negros formales no fuera suficiente, los zapatos de tacón se llevan el premio. O díganme, ¿Qué sentido tiene usar mini-zancos que terminan siendo incómodos? Ah, lo olvidaba es para que combine con la ropa. Sí, claro...

*Los títulos: excelentísimo, respetable, apreciable, estimado... lo gracioso de éstos es que son el equivalente a saber si puedo abrazar o besar a una mujer en la primera cita, sólo que con hombres. Los títulos son, en su expresión más primitiva... bastante gay. xD

*La monotonía: blanco y negro, buzzwords, palabras y saludos repetitivos. Todo eso me recuerda a algo así...

Sí, algo así.

4 comentarios :

gabi dijo...

Imagináte si tuvieras que pensar en plancharte el cabello y maquillarte la cara y además hacerte el manicure!

Te sentirías más almidonado todavía!

Hey, te extrañamos el lunes pasado (y el martes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo pasado también!)

Julie dijo...

jajajaja Iwi... yo opino que los hombres con saco y corbata se ven diferentes xD se ven atractivos y guapos xD jejejejeje....

y pensa que nosotras las mujeres para andar 'bien vestidas' tenemos que andar tacones altos, cuidar la falda al sentarnos y pararnos, cuidar el escote porke si enseñas mucho sos "corriente", si no sos tipo monja, si tenes las manos feas ya te descalifican... jaja lo de los cuchillos sigo sin entender un juego por cada plato? jaja aki en mi ksa uso el mismo para todo xD ando con chanclas, con camiseta y shorts... viva la comodidad!

bien post iwi... Bye

Ligia dijo...

Así me ha tocado últimamente. No cae mal de vez en cuando, pero quiere ganas disfrazarse (aparentemente es inevitable para entrar al mundo laboral). Y bueno, lo de los dos comentarios anteriores es cierto...todavía más tedioso andar aguantando todas esas carambadas.
Jalú!

Blue Demon dijo...

Acabo de ver una peli en la que se veía a dos exploradores franceses subiendo y bajando las dunas del desierto, bajo un sol implacable como decía una chera mía en el Majahual.

Lo inverosimil no era que en los sobacos de sus trajes cremas no hubiesen manchas de sudor; lo inverosimil no era ver a dos tipos trajeados en pleno desierto; no,lo inverosimil era que llevaban corbatas negras y que los nativos no se carcajeasen.