6.7.07

Dudas existenciales sobre mi educación

El fin de mi periodo de clases en la universidad está cerca, quizá a una semana o menos, y cada seis meses vivo lo mismo: estrés, fechas de entrega, cuentas tristes con mi calculadora... sé que no soy el mejor estudiante jamás visto, pero en esta ocasión las cosas han cambiado para mí. Cuando dije que iba a entrar a todas las clases, lo decía en serio. Ahora, a pesar que falté unas cuantas clases y me he dedicado a muchas cosas en mi tiempo libre, he trabajado más de lo que podría haber imaginado en la universidad. Siempre mi vida académica se basó en la procrastinación y la evasión de responsabilidades, pero ahora que decido preocuparme por salir bien y por mi futuro, me doy cuenta que no está rindiendo frutos.

Qué más da, hacer un trabajo excepcional y a conciencia, cuando otros pueden inventarse los datos y sacar mejor nota. Qué importa si estudio antes de tiempo, si da igual cuando puedo estudiar media hora antes y lograr lo mismo. No logro comprender por qué mis profesores se incomodan al ver bastantes estudiantes en un salón, y deciden qué porcentaje de nosotros van a pasarla o dejarla, porque en su punto de vista "no es correcto que muchos estudiantes pasen". Muchas veces me siento en un show darwinista en el que los conocimientos y el esfuerzo están en segundo plano frente a el fraude y la suerte, y es que no capto cómo es que los profesores muchas veces buscan volverlo a uno loco al poner tareas de último momento y preguntas de examen incomprensibles, para después decirnos que dudan de nuestra capacidad para ser ingenieros. Realmente me estoy frustrando, y pienso que si esta es una prueba del futuro laboral que se avecina, no voy a vivir muy feliz, frente a estándares incoherentes, y sin posibilidades de superación.

Verán, quizá estoy exagerando. SÍ rinde frutos esto del estudio. Solamente puse esta entrada, porque estoy frustrado con un examen de la semana pasada, en la que nos preguntaron cosas con el simple propósito de que falláramos. Una de las preguntas decía algo como:
El plan de contingencia está diseñado para situaciones inoportunas. ¿Verdadero o falso?
Ahora, yo me puse a pensar en la definición de contingencia (esta la copié de una página web, pero da igual):
Es un curso de acción esbozado para ser adoptado con tareas para ser emprendidas y fuerzas para ser usadas si se tiene lugar un evento anticipado en una sub-área geográfica específica.
Ahora, si un evento es anticipado, es porque no ocurre en el tiempo planeado. Esto es, por tanto, un evento intempestivo. Intempestivo es, por tanto, inoportuno. A mi parecer, es cierto, y eso contesté en el examen. Al parecer del docente no lo es. ¿Por qué? Porque según él:
...y hay que recordar siempre que los planes de contingencia deben elaborarse para eventos realmente críticos, no solamente para los inoportunos.- Apuntes de clase.
¿Qué piensan ustedes? Probablemente repruebe la materia por culpa de preguntas ambiguas como esa. Necesito 7.8 en un trabajo, el martes sabré si paso o no. Repo no es una opción, el docente ahora me dijo que ni siquiera me atreviera a hacerlo, que lo reprobaría sin duda. Yo me pregunto: ¿Qué clase de docente es ese? Y no me molesta contarle al mundo que dejaría la materia: yo sé que he aprendido, y estoy satisfecho.

La universidad muchas veces es estúpida.

2 comentarios :

Carlos Trio dijo...

No te culpo de lo que pensas Snipe.

A nivel de sistema educativo salvadoreño, estamos muy atrasados, en el sentido que se pone siempre como objetivo una nota; no el aprendizaje.

Existen a todo nivel profesores que piensan como trucutú (yo he tenido varios) y que tienen un complejo de superioridad que les hace creer que reprobando a la mayoría de alumnos son buenos.

Tenemos por el otro lado a los profesores que piensan que regalar la materia y "caer bien" con los alumnos los haran buenos maestros.

Ninguno de los enfoques es correcto. Y creo que la solución no es política, es cultural.

La solución pasa por poner la educación como eje central de la educación. Por sencilla que parezca la afirmación, en nuestro país no es lo que sucede.

Como sea, animos man, preocupate por tu conocimiento, que no te frustre una mala nota que te asigne un "trucutú".

hombre sin imaginacion... dijo...

Yo me sentí exáctamente igual el Ciclo 02/2006 cuando llevaba Introducción al Derecho II... El profesor, "quebraba a medio mundo" Y él incluso se jactaba porque lo hacía. Su principal objetivo era (según sus hipócritas palabras) enseñar. Lo que menos hacía era eso.... Se siente frustrante cuando, por primera vez en tu carrera, te das cuenta que de lo que aprendas dependerá tu futuro y te propones a aprender mucho con gran empeño, pero pronto te topas con tipos así... Que piensan que el mejor es el que se saca diez, cosa que es completamente erronea, ya que una nota NUNCA será una forma efectiva de medir el nivel de aprendizaje que un estudiante ha obtenido.

Tal como dice "Carlos Trio", el objetivo debe ser aprender...

Echale ganas... Saludos!

P.S: La universidad muchas veces es subsidiariamente estúpida, por contratar a personas estúpidas para que nos den clases =)