30.4.07

Grateful

Saben, toda la semana dejé de escribir en el blog. No es que no tuviera ideas, tengo miles de ellas, pero lo que pasa es que como había comentado en el post anterior, decidí hacer cartas a mi familia y amigos. Parecía una tarea fácil, pero aún después de una semana de arduo trabajo, no he terminado (también porque cumplí años justo en semana de exámenes). Ahora, lo que aprendí, después de decenas de cartas escritas es:
  1. No hace mal escribir algo coherente una vez en la vida (ojo, dije una vez).
  2. No es necesario estar por morirse o que sea una celebración súper especial para agradecer por todo lo que hemos recibido.
  3. Hablando en retrospectiva, cada persona en nuestras vida es especial en un sentido único. No importa que dos personas sean parecidas, siempre hay algo único y especial por compartir con alguien, y hacérselo saber es una gran cosa.
  4. No importa cuántas veces se escriban cartas, cada una de ellas es totalmente diferente, así como cada amistad tiene una cualidad particular.
  5. SIEMPRE hay algo por lo cual dar gracias. Ya sea por algo pequeño o grande. Cada detalle debe ser apreciado, ya sea una sonrisa, o un consejo, porque sea como sea, valen mucho.
  6. Nosotros somos lo que somos, gracias a la gente en nuestra vida. Todos nuestros amigos y familia nos enseñan algo por medio de las experiencias que vivimos con ellos. Lo importante es saber distinguir tales enseñanzas, y atesorarlas.
  7. El mejor modo para recibir amor, es dar amor..
  8. [Añadido después] Tengo más amigos de los que creí tener. Muuuchos más =S
Y después que muchos amigos se conmovieran, y algunos lloraran al leer las cartas (no sólo niñas lloraron xD), me he dado cuenta de lo importante son para mí, y me dí cuenta de que tengo más amigos de los que pensaba (eso significó muuuuuchas cartas). A pesar de que aún me faltan cartas por escribir, sé que ha sido una experiencia única. Por eso, sé que valió la pena.

No hay comentarios :