31.1.07

El resultado de mi examen

Y bueno, ya que desde que posteé la última vez, el número de personas ha aumentado (sí claro, de 2 personas diarias a 7 diarias... ¡pero algo es algo!) y supongo que muchos se deben estar preguntando sobre mi examen, para cuando vuelvan, así que le dedico mi post a todo el proceso. Comenzamos:

Cómo pasar un examen de reposición: El método efectivo para ser un perdedor reformado

¿Dejaste la materia? ¡No hay problema! Bueno, realmente no, si sabés qué sucederá con ella.
Para pasar un examen de repetición, simplemente es necesario sacar la nota que promedie a 6.0 tu nota global.
Claro, para dejar la materia e irse a repo, es necesario sacarte entre 5.0 y 5.9 en la nota global, y la nota del examen de repo tiene que promediarte el seis mágico. En mi caso, la había dejado con 5.7, a pesar que le rogué al ingeniero por la revisión. Lo que pasó fue algo así:

Snipe: Bueno ingeniero, ya revisé, pero no entiendo los ejercicios 4 y 6...

Ing.: Oh sí, claro. Lo que sucede es... [BLA, BLA, BLA... YADA, YADA, YADA...] Y no, no puedo darle ningún porcentaje por eso.
OK, quizá después de todo, no sea posible lograr nada por los métodos legales. ¡Qué hacer? Oh sí, claro, rogar. Rogar descaradamente.

Snipe: [= |] Pero mire, ¿y poquito no me puede subir? mientras le hacía la misma cara que le solía hacer a mi querida madre en la época en la que deliraba por tener un Nintendo 64.

Ing.: ¿Y cuánto necesitaba para pasar?

Snipe: POQUITOOOOO, si sólo un puntito me hace falta para pasarla, si lo que pasa es que usted sabe, yo me había esforzado, y todo, pero pues... me faltaba bastante... sólo necesitaba 6.1 en este examen y paso la materia, pero mire... si sólo 4.6, ¡poquito me falta!

Ing.: Dice usted... ¿con 6 la pasa?
Oh my gosh, en este momento estoy sudando, y tengo ganas de hincarme y pedirle piedad. Hago los ojos de bambi que he practicado por muchos años, y con cara de "¡Por favooooooooooooooooooooooor!", le digo:

Snipe: sí ingeniero.
Pone cara de pensativo. Yo estoy al borde de gritar "¡ESSSSSSSSSSO ES!"

Ing.: Oh bueno... Entonces, ¡estudie bastante para el de repo!

¬¬* Se burló en mi cara. ¿Qué más decir? Intenté recuperar lo último de dignidad, le dí la mano y le dije que estaría en el examen, tres días después.
Y bueno, a estudiar. Sin contar con el hecho de que toda la gente comentaba que ese examen era conocido porque no había nadie que conociera a alguien que la pasara, incluso un amigo me contó que el año pasado uno de los que hizo el examen logro sustraer el examen con la excusa que iba al baño, fotocopiarlo y entregárselo a 4 de sus amigos. Entre cinco personas intentaron resolver el examen sin éxito. Entonces era para que nadie la pasara. Nadie, excepto alguien. Un ser mitológico (bueno, en realidad es un compañero de 4to. año xD) que llevaba la materia en segunda matrícula y logró pasar el examen. Claro, con el corto tiempo con el que disponía, decidí no preocuparme por eso. Estudié por dos días sin descanso.

El día del examen, descubrí lo más triste del mundo: Es un examen programado para lograrse terminar en 3 horas y 20 minutos, pero sólo nos daban 3 horas. Claro que mi superpoder es la escritura rápida, siempre he terminado los exámenes rápido, ¡pero no es para tanto! Así que decidí cronometrar el uso de mi tiempo para la resolución.

Y bueno, el examen es la parte más corta de la historia. En cierto punto el Ingeniero se fue del salón, y nos dejó solos. Logré comparar respuestas con un compañero (en serio, créanme que en 30 segundos no hay mucho por copiar si tu compañero más cercano está a 10 metros de distancia de vos) y resolví el examen, en 2:40. ¡Un récord! Aunque hasta el momento no puedo creerlo, y me siento mal porque ninguno de mis otros compañeros pudo terminarlo, algunos no pudieron hacer ni la mitad del examen a pesar que eran capaces de resolverlo completamente.

La respuesta: 7.4, a pesar que necesitaba 6.3 para pasarla. Gente de distintos años me han llamado para felicitarme, ahora soy conocido como el primero en pasar ese test en primera matrícula. Nunca pensé que podría hacerme famoso haciendo un examen de 'última oportunidad', así que por lo visto no soy el único que disfruta las emociones fuertes de las presiones académicas.

Al fin de todo, o no estoy loco, o la locura allí es común xDD

En fín, Snipe ha hecho historia. Gracias a Ochoa, que me sacó de aguas con la ayuda 2 horas antes del examen, y a La Papa que me dijo que valía la pena intentarlo. En fín... ¡UN ÉXITO!

5 comentarios :

Amapola dijo...

M gustó mucho el post.
Es curioso ver cómo cuando creemos ver todo perdido es cuando más resultan las cosas, por eso a veces es bueno andar con las espectativas no tan altas, después la vida nos sorprende, como a tí con tu examen de repo y a mi con el examen de admisión, pensé todo el tiempo que me iba a ir mal. Y aquí estoy a mes y medio de comenzar la universidad.
¡Por fin en una carrera que me gusta!
Por si acaso, el link no es un error, pasa que cambié de blog, dejo de ser Amapola, para ser la verdadera yo.
Blogger anda raro, tira errores cada vez que intento entrar a un blog, no te ha ocurrido?
¿Por qué mis comentarios tendrán que ser tan largos?
En fin...
Saludos Snipe, siempre es agradable pasar por tu blog.

Theô~ dijo...

¡Já! Excelente Entrada, todo un éxito.
¿Así que en la universidad se sigue haciendo la comparación de examen? Una vez lo hice con un compañero, excepto que la profesora sí estaba en la sala. Pero estaban todos de pie, conversando y dando vueltas, no sé, algo muy loco. En fin.

Isidora dijo...

No podría hcer algo así, mi conciencia me mataría... o peor, delataría.

Saludos!

gabivelis dijo...

Hey, qué bueno! La ultima vez que me pasó algo así fue para salir del colegio. Necesitaba 10 para pasar física (lo cual era muy importante: el día después del examen me casaba y dos días después nos ibamos a residir a otro país, entonces ¡no podía dejar la materia!) Estudié mucho, muchísimo, 12 horas seguidas (12 horas antes del examen) y milagrosamente lo que no había entendido en tres años llevando física, lo capté... y saqué 9, pero me lo promedió el profesor.

Anónimo dijo...

Deberías plantearte lo de escribir un libro.Tenes una voz peculiar.

Lo curioso, en este país, es que los jovenes escriben como si fueran viejos.No es tu caso, vos sos joven y escribis como joven. Te felicito.