31.1.07

El resultado de mi examen

Y bueno, ya que desde que posteé la última vez, el número de personas ha aumentado (sí claro, de 2 personas diarias a 7 diarias... ¡pero algo es algo!) y supongo que muchos se deben estar preguntando sobre mi examen, para cuando vuelvan, así que le dedico mi post a todo el proceso. Comenzamos:

Cómo pasar un examen de reposición: El método efectivo para ser un perdedor reformado

¿Dejaste la materia? ¡No hay problema! Bueno, realmente no, si sabés qué sucederá con ella.
Para pasar un examen de repetición, simplemente es necesario sacar la nota que promedie a 6.0 tu nota global.
Claro, para dejar la materia e irse a repo, es necesario sacarte entre 5.0 y 5.9 en la nota global, y la nota del examen de repo tiene que promediarte el seis mágico. En mi caso, la había dejado con 5.7, a pesar que le rogué al ingeniero por la revisión. Lo que pasó fue algo así:

Snipe: Bueno ingeniero, ya revisé, pero no entiendo los ejercicios 4 y 6...

Ing.: Oh sí, claro. Lo que sucede es... [BLA, BLA, BLA... YADA, YADA, YADA...] Y no, no puedo darle ningún porcentaje por eso.
OK, quizá después de todo, no sea posible lograr nada por los métodos legales. ¡Qué hacer? Oh sí, claro, rogar. Rogar descaradamente.

Snipe: [= |] Pero mire, ¿y poquito no me puede subir? mientras le hacía la misma cara que le solía hacer a mi querida madre en la época en la que deliraba por tener un Nintendo 64.

Ing.: ¿Y cuánto necesitaba para pasar?

Snipe: POQUITOOOOO, si sólo un puntito me hace falta para pasarla, si lo que pasa es que usted sabe, yo me había esforzado, y todo, pero pues... me faltaba bastante... sólo necesitaba 6.1 en este examen y paso la materia, pero mire... si sólo 4.6, ¡poquito me falta!

Ing.: Dice usted... ¿con 6 la pasa?
Oh my gosh, en este momento estoy sudando, y tengo ganas de hincarme y pedirle piedad. Hago los ojos de bambi que he practicado por muchos años, y con cara de "¡Por favooooooooooooooooooooooor!", le digo:

Snipe: sí ingeniero.
Pone cara de pensativo. Yo estoy al borde de gritar "¡ESSSSSSSSSSO ES!"

Ing.: Oh bueno... Entonces, ¡estudie bastante para el de repo!

¬¬* Se burló en mi cara. ¿Qué más decir? Intenté recuperar lo último de dignidad, le dí la mano y le dije que estaría en el examen, tres días después.
Y bueno, a estudiar. Sin contar con el hecho de que toda la gente comentaba que ese examen era conocido porque no había nadie que conociera a alguien que la pasara, incluso un amigo me contó que el año pasado uno de los que hizo el examen logro sustraer el examen con la excusa que iba al baño, fotocopiarlo y entregárselo a 4 de sus amigos. Entre cinco personas intentaron resolver el examen sin éxito. Entonces era para que nadie la pasara. Nadie, excepto alguien. Un ser mitológico (bueno, en realidad es un compañero de 4to. año xD) que llevaba la materia en segunda matrícula y logró pasar el examen. Claro, con el corto tiempo con el que disponía, decidí no preocuparme por eso. Estudié por dos días sin descanso.

El día del examen, descubrí lo más triste del mundo: Es un examen programado para lograrse terminar en 3 horas y 20 minutos, pero sólo nos daban 3 horas. Claro que mi superpoder es la escritura rápida, siempre he terminado los exámenes rápido, ¡pero no es para tanto! Así que decidí cronometrar el uso de mi tiempo para la resolución.

Y bueno, el examen es la parte más corta de la historia. En cierto punto el Ingeniero se fue del salón, y nos dejó solos. Logré comparar respuestas con un compañero (en serio, créanme que en 30 segundos no hay mucho por copiar si tu compañero más cercano está a 10 metros de distancia de vos) y resolví el examen, en 2:40. ¡Un récord! Aunque hasta el momento no puedo creerlo, y me siento mal porque ninguno de mis otros compañeros pudo terminarlo, algunos no pudieron hacer ni la mitad del examen a pesar que eran capaces de resolverlo completamente.

La respuesta: 7.4, a pesar que necesitaba 6.3 para pasarla. Gente de distintos años me han llamado para felicitarme, ahora soy conocido como el primero en pasar ese test en primera matrícula. Nunca pensé que podría hacerme famoso haciendo un examen de 'última oportunidad', así que por lo visto no soy el único que disfruta las emociones fuertes de las presiones académicas.

Al fin de todo, o no estoy loco, o la locura allí es común xDD

En fín, Snipe ha hecho historia. Gracias a Ochoa, que me sacó de aguas con la ayuda 2 horas antes del examen, y a La Papa que me dijo que valía la pena intentarlo. En fín... ¡UN ÉXITO!

26.1.07

Repo suena como algo divertido

Y bueno, hablando de estudios, no me va tan bien. Tristemente los últimos seis meses me dediqué a vivir un mundo en el que mi futuro estaba en segundo plano, y no pensé mucho en estudiar como se debe. Ahora voy a mi última esperanza para no reprobar Control de Calidad. Irónico, que siento que he aprendido bastante; gracioso, que en dos días he estudiado lo que en seis meses no había estudiado. Dentro de 6 horas voy a fallecer.

Lo mejor del mundo es estudiar con la presión de un examen encima. No sólo es el flujo de adrenalina al sentir que la hora se acerca, ni la presión de sentir que un fracaso está encima... NOOOOO, también es el gusto de saber que en 24 horas se puede acelerar el proceso de aprendizaje... de seis meses completos. En estos dos últimos días he aprendido tanto que siento que mi cabeza va a explotar, mientras distribuciones de poisson y planes de muestreo vuelan por mi cabeza. Utilizo métodos mnemotécnicos para memorizar cosas que espero desechar de por vida justo a las 6pm, cuando salga de mi exámen. También es divertido saber que a la hora del exámen, todas las dudas del universo van a saltar a mi cabeza, y no voy a poder preguntarle a nadie. No pienso llevar "material de apoyo", símplemente porque no tengo idea de qué llevar -_-'
Esos momentos de exámen son memorables, como romper tu página del exámen con el borrador por borrar con fuerza, o equivocarte en lo más estúpido. Creo que retiro lo dicho, dejo de escupir incoherencias de este post, voy a preparar algo para llevar. Necesito más que suerte. O cuál sería la probabilidad que el docente me vea la cara y le dé lástima suficiente para que me diga: "Pobre muchacho, se ve que se ha desvelado... mejor vaya a dormir y yo le pongo su nota" xDD bastante comparable con la probabilidad de que si mando este post a 25 contactos y presionar F6, el nombre del amor de mi vida va a aparecer en la pantalla. "No es broma, ¡funciona!" xDD

Deséenme suerte, un 63% de mis respuestas deben ser correctas. Lo mejor de todo es que en el fondo... lo disfruto.

22.1.07

La inspiración artística es un atentado contra la vida

Escuchando Todo un disco de Yellow Second

Perdón por el monstruoso tamaño de mi post ^^


Estaba leyendo hace poco la historia de Rodney Mullen. Para un fanático del skate, Mullen es el Elvis del rock, el King Tubby de la electrónica, el Fugazi del emo, el Sid Vicious del punk, o quizá más aún, el definió el deporte tal y como lo vemos ahora, es una mente creativa cuyas cualidades al respecto son algo que yo admiro grandemente.

La historia a simple vista es bastante entretenida, y para los que no la conocen, la voy a comentar, pues siento que es una historia que merece ser leída.

Mullen nació multimillonario en 1966, y a los 10 años tuvo el deseo de practicar el skate. Su padre, un doctor, no estaba contento con la idea de que él practicara un deporte para vagos, ni que se expusiera a tales peligros. Después de que Rodney insistiera por mucho tiempo, se le permitió practicarlo con la condición de que al lastimarse por primera vez, tendría que retirarse. Rodney en poco tiempo demostró una gran habilidad respecto al nivel de la época para volverse profesional en sólamente 3 años.

Cualquiera diría "Oh, qué increíble, ser alguien con tales capacidades y lograr algo así debe ser lo mejor", y realmente es lo que yo pensé. Pero la realidad no es tan color de rosa como nos podríamos imaginar, pues a medida que Rodney progresaba, según él mismo, tenía presente una frustración constante debido a que su padre nunca valoró lo que él lograba. La noche del 31 de diciembre de 1976 le pidió una skate y el permiso a su padre. Él le dijo algo que lo frustraría de por vida. Le dijo que sería
"como el niño de enfrente que jugaba básquetbol todos los días, que por mucho que lo intentara, nunca lograría nada".
Un comentario de ese tipo produce en distintas personas distintos resultados: muchas podrían sentir que era cierto y rendirse, muchas otras podrían haber intentado por un tiempo haciendo caso omiso a tal idea, sin embargo Rodney era un niño que buscaba en cierta manera sentir la aprobación de su padre, mientras que lograba sus sueños. Por eso, a medida que comenzaba a competir y ganar (a un ritmo sin precedentes), se propuso a ser el mejor sin importar los medios. Mientras estaba en su habitación, fingía dormir cuando en realidad había construído una rampa miniatura con la que mentalmente practicaba movimientos en su patineta. Corría kilómetros completos, ya sea normalmente o caminando al revés, y practicaba sus trucos con cronómetros para perfeccionar su técnica, con lo que inventó el Flatground Ollie. Muy análogo a pensar en ese Miguel Ángel pegándole en la rodilla a David mientras le pedía que hablara. Es esa inmersión en las creaciones y un escape del mundo real, la que los artistas y genios tienen que vivir para lograr algo nuevo. Es el umbral (o más allá) de la locura.

Cada competencia ganada era una razón para que su padre le dijera que era momento para retirarse.
Ya demostraste que eres el mejor, ahora sigue con tu vida

era lo que le decía, mientras le obligaba a estudiar una carrera universitaria. Alguien con tal habilidad para las matemáticas debería ser ingeniero, o científico. Rodney a sus 13 años se volvió profesional venciendo al campeón mundial. Sin embargo, según él mismo comenta, cada victoria se volvía en algo vacío. El deseo de ser el mejor lo dejó en la soledad, porque cuando uno es el mejor, los demás ya no se sienten identificado. Las niñas que conocían le preguntaban sobre sus viajes, los fanáticos confiaban en su habilidad. El lograr inventar los trucos más desafiantes de la física en toda la historia del deporte lo conviertieron en el mejor de la década, pero aún así, según él, hizo que su vida fuera un fracaso, porque nunca logró hacer que su padre estuviera convencido de su verdadero valor como persona, ni de sus logros. Fue campeón del mundo tantas veces y ganó tantas competencias (TODAS menos una; su estado de depresión extrema lo hizo quedar en segundo lugar) que la gente dejó de prestarle atención, y mientras que por más de 10 años su padre lo obligó retirarse un sinnúmero de veces, él se afianzó al skate como lo único que lo mantuvo cuerdo, y que evitó que se suicidara (a pesar que más de una vez estuvo cerca de hacerlo).

Después de muchos años, se casó con una mujer de la calle (léase indigente, no otra cosa xD ) y cultivó muchas amistades que lo han mantenido practicando y creando nuevos trucos. Sin embargo, hasta el día de hoy él no es capaz de gastar todo su dinero, porque siente que no merece todo lo que ha logrado, y que su única posesión en la vida es su skate con la que patina horas diarias. Mi pregunta después de oír tal historia ha sido: "¿Seré feliz al final?" Y mi respuesta fue: "Eso espero".

Creo que la historia habló por si misma, pero lo que gané con leerla sería que
no importa lo que se logre en esta vida, lo que nos hace felices no se encuentra en ningún otro lado que dentro de nosotros mismos.
Sí... tal vez no seamos capaces de lograr nuestro futuro proyectado, pero definitivamente decidimos nuestra felicidad. Todo un alivio.

19.1.07

Una rima excesiva

Comencé a escribir... y todo rima con -al ¬¬ (y no fue a propósito)

Pronto este mundo volverá, ya que es el curso natural,
a sus altos, a sus bajos, a su rutina habitual,
porque sabemos que nada es eterno, nada es lineal,
nuestras vidas avanzan sin un sentido secuencial.

Y yo mismo sentiré, después de tanto vacío abismal,
que despues de todo, pues no está del todo mal,
pues yo mismo he descubierto que mi felicidad es real,
nada cambiará lo dicho, y todo seguirá igual.

Este post es tonto, me parece muy trivial
aunque el contenido no es para nada vanal
y me quedé con palabras que terminan en -al,
como "rural", "vial", "rival", y voy a terminar con "final".

¿Una pérdida de tiempo? Lo sé ^^

14.1.07

El mundo es un kindergarten

Qué triste. A entrada del nuevo año, se me vino a la mente algo que había dicho hace algún tiempo en el blog:
Qu'est-ce qu'un adulte ? Un enfant gonflé d'âge.- Simone de Beauvoir

Bueno, y ahora voy entendiéndolo poco a poco. Gracias a mi memoria excepcionalmente buena para detalles irrelevantes, puedo viajar a aquellas épocas en las que solía ser esa 'ratilla' que observaba ese mundo de adultos, y los adultos parecían seres de una realidad muy diferente a la mía. Con obligaciones, responsabilidades y experiencias vividas a lo largo del tiempo, esperamos que un adulto sea un conocedor de la vida, y que siempre sabe lo que hace. Siempre veíamos a nuestros padres tomar decisiones de formas seguras, y al preguntar sobre temas complicados nos dicen: "cuando crezcás lo entenderás". Pues ahora he crecido, y estoy cobrando cuentas por todos esos comentarios, porque muchas cosas son aún incomprendidas para mi cabeza a los 20 años.

Muchas veces al ir creciendo, tenemos que comenzar a tomar nuestras propias decisiones, a buscar alternativas nuevas, abrirnos camino en el mundo, y a medida que avanzamos vemos a los niños detrás de los adultos que nos rodean. Siempre veo en muchos al niño que lo tuvo todo y que se cree mejor que los demás, aunque en el fondo es muy inseguro, o al niño que finge ser mucho más de lo que realmente es. Al niño que abusa de los demás, el raro, el fracasado, el acomplejado. Lo que somos desde la niñez nos acompaña, pero no sólamente eso, el modo en el que reaccionamos no siempre es "racional", y no siempre la experiencia toma lugar en nuestras decisiones. Por muy "adultos" y "maduros" que muchos parezcan, siempre más adelante hay errores por cometer, y experiencias nuevas por vivir. El mundo está gobernado por niños inteligentes, niños que evitan ser vistos jugando para sentirse más maduros; niños que esconden sus emociones reales para evitar ser ridiculizados. Aunque realmente, todos en el fondo compartimos nuestro deseo de ser apreciados y de que alguien llegue y nos diga "¡Bien hecho!" o nos regale una muestra de afecto, mucha gente lo confunde algunas veces con el deseo de poder o de otros deseos vanos.

En fín, posiblemente pueda comentar sobre este post más adelante, si acaso tengo este blog cuando tenga 30 años (yeah... ¡right!)

6.1.07

Snipedizando (2)

Aburrido... estos días no han sido de mucha ayuda para la creatividad. Aunque sí lo he intentado, pero no, nada surge. Mejor los dejo con esto:

http://www.timeanddate.com/worldclock/city.html?n=44

Miren, es la hora en Mumbai, capital de La India. Si la comparan con su hora, está 30 minutos de diferencia de sus minutos. Esto es porque dos husos horarios pasan por el país. En lugar de dividir en zonas horarias, el gobieron de La India decidió sacar el promedio y hacer que todo el país tenga la misma hora. Aunque hay muchos otros países que no cumplen la regulación de horarios, igual este dato, definitivamente es una gran cosa ^^

2.1.07

Constancia en el propósito: la base fundamental

Alguno que otro ingeniero o conocedor de la teoría del Control Total de la Calidad, el concepto propuesto en el título puede ser un poco familiar, y lo he utilizado para comenzar a hablar sobre lo que más aterra a muchos en este momento: el futuro.

Ahora en la tarde vi a muchas personas, y me sentí bastante conmovido por muchas reacciones y sentimientos que fueron mostrados por mis compañeros. Para muchos (si no es que para todos), el reunirnos después de la tragedia recién ocurrida, ha sido una experiencia bastante difícil, y siento que en más de algún momento mientras todos íbamos de camino, talvez de regreso a casa, se nos vienen a la mente imágenes que nos hacen pensar en lo efímero de nuestra existencia y peor aún, en el temor a lo que sucederá más adelante. Creo que lo digo en especial por uno de nuestros amigos, supongo que más de alguno al igual que él sienten temor a lo que sucederá más adelante. A nuestra corta edad, el pensar en el futuro nos aterra per se, y no se diga cuando suceden cosas terribles en nuestra vida; el impacto emocional, las repercusiones económicas, problemas afectivos, laborales, académicos... siempre existen cosas que tienden a desmoralizar a las personas con visión en el futuro.

Un común experimento para el estudio del cerebro es el laberinto acuático de Morris (Morris Water Maze, 1984.) Es un laberinto utilizado para el estudio del hipocampo, la región cerebral encargada de la visión y orientación espacial. Consiste en colocar ratas en tanques acuáticos para que naden, muchas veces se coloca leche al agua para evitar que las ratas puedan ver a través del agua, y se coloca una plataforma transparente al centro del tanque. Las ratas son puestas a nadar sin rumbo hasta que encuentran la plataforma, y si la encuentran tienen unos segundos para descansar, con lo que la habilidad para encontrar la plataforma mejora cada vez que se realiza. Esto demuestra el aprendizaje en una situación en la que la vida está en riesgo, y el uso de habilidades para resolver problemas ;)


En un tanque de Morris, se colocan dos grupos de ratas: unas son colocadas con una plataforma, y el otro grupo se deja nadar en el tanque sin plataforma. Las ratas con plataforma aprenden poco a poco a encontrar la plataforma gracias a su ubicación espacial, y aprenden a hacerlo casi instantáneamente. Las ratas sin plataforma nadan el suficiente tiempo de manera que son rescatadas justo antes de ahogarse.

Después de cierto tiempo, ambos grupos son puestos a nadar sin plataforma, y los tiempos de duración del nado son medidos. Se descubrió que el grupo de las ratas que había aprendido a nadar sin plataforma nadaba sin sentido por todo el tanque, con el único propósito de sobrevivir, mientras que las ratas que habían tenido una plataforma, nadaban hacia la plataforma, y al no encontrarla nadaban con el afán de buscarla. Se descubrió que el tiempo de las ratas que buscaban la plataforma 'fantasma' duraban nadando casi el doble de tiempo, buscándola sin descanso.
¿Qué quiero decir? Que no importa lo que suceda, el tener nuestras metas en nuestra mente van a hacer que sigamos adelante. Por tanto, amigos, no dejemos que nuestras metas sean opacadas por las cosas que sucedan. Hay que tener fe en el futuro, ya verán que si uno se mantiene firme, el científico que nos tiene en este tanque nadando va a estar orgulloso de nosotros.

1.1.07

"Luz amarilla" en nuestro camino al año nuevo

[Una pasiva madrugada, bajo un leve efecto de Whisky y escuchando al maestro T. Monk]

Dedicado a tres personas que extrañaremos, a las personas que están en desconcierto, asombro y tristeza, pero especialmente a alguien a quien jamás olvidaré, quien me ayudó muchas veces a estudiar a pocas horas de distancia de los exámenes, a una de las personas más positivas que he conocido, una luchadora, una verdadera ingeniero. Nunca olvidaré tus palabras de aliento, Johanna. Te debo esto y más.
Pues para ayer tenía planeado un post bastante feliz. A pesar que este año me la pasé preocupado, desocupado, existencialista, ermitaño, complicado y aturdido en su mayoría, ha sido una grata experiencia para mi vida. Estaba escribiendo mis propósitos de año nuevo, una lista de "jamás volver a..." y un par de cosas más. Pero lo que en esta última semana sucedió, ha hecho que mi mente fluya por otro curso. Pero bueno, no era excusa para dejar de exteriorizar mis pensamientos, especialmente cuando otros necesitan palabras de aliento, así que comienzo:

El inicio de un año nuevo no tiene nada de especial, es como un "bip" digital, un "click" de reloj, o un simple chasquido de dedos. Digamos que hablando grandezas, en nuestro lenguaje especial podríamos definir tal instante como:
Sea f(x) la función de tiempo en la que x es la fecha en el calendario, el momento justo de año nuevo se define como:




Pero claro, en lenguaje de la gente, es un punto especial de nuestro camino en la vida, en el que tenemos la oportunidad de fingir que todo un capítulo de nuestro existir ha terminado, y que podemos corregir mucho de nuestras vidas. El año nuevo es el punto en el que muchos deciden cambiar estilo de vida, se proponen nuevas metas, y deciden hacer las cosas de la mejor manera. Creo que yo también pensé lo mismo, cuando tomaba mi vida como capítulos que pueden ser cerrados con la seguridad de que algo más vendrá. Muchas veces podemos pensar en nuestra vida actual y dejar los cambios para "el otro año", para "más adelante". Me recuerda a una hsitoria que "alguien" me contó, que mientras estaba vendiendo, un día se encontró con un tipo difícil de convencer en la venta, y que le dijo:
Pues no compraré lo que me vendés, porque mi idea es que siempre que veo un bus lleno, tengo la certeza de que el siguiente vendrá vacío.
Pero la certeza de que eso sea así nos lleva a ser personas idealistas y creyentes en el destino. O simplemente nos convierte en conformistas, atenidos a un futuro incierto. Lo difícil es que creo que muchos hemos aprendido la lección de una forma muy dura, porque posiblemente alguna de esas veces no estaremos para ver el otro bus llegar. La vida es muy engañosa e impredecible, un momento gozás de la juventud y vida, el siguiente puede que lo perdás todo =[

Pero eso no es un desaliento, en lo absoluto. Tenemos que pensar en que la vida es contínua, dinámica, impredecible, un reto para seguir disfrutando. Muchas veces el mejor modo de disfrutarla, no es "desperdiciarla paseándose por la acera cuando puedes ir a esquivar carros a media calle". Pero tampoco podemos vivir nuestra vida con el temor de lo que sucederá en el futuro, y pues, las cosas suceden, los accidentes en nuestras vidas están a la vuelta de la esquina, y en cada paso que damos, veo semáforos en amarillo, recordándonos que no hay nada seguro. El momento para proponernos cambios y metas es AHORA, En cada momento. Nuestra paz interior y nuestra fe serán lo que nos hará salir adelante.

Este semáforo es la imagen real de lo que sucedió. El corazón de muchos ha sido destrozado, y estamos juntos en el dolor. Pero no puedo dejar de ver fijamente, esa luz amarilla que nos recuerda que sea como sea, muchas veces el riesgo (el vivir día a día) debe ser tomado, y que la esperanza en nuestras vidas no puede ser dejada atrás.

Esta historia me dejó un impacto profundo en mi vida, porque aprendí que muchos pueden hablar de muerte, pero otros pueden hablar de vida. Depende de nosotros.
Un giorno Domenico Savio (uno dei primi ragazzini che raccolse don Bosco) stava giocando a pallone nel cortile. Don Bosco lo chiamò e gli chiese a bruciapelo: "Se venisse un angelo e ti dicesse che fra qualche ora tu dovrai morire, che cosa faresti, Domenico?". E lui rispose tranquillo: "Continuerei a giocare". Savio morì intorno ai 14 anni o giù di lì.

[Perdonen mi italiano, creo que dice algo como:]
Una mañana Domingo Savio (uno de los principales alumnos de don Bosco) estaba jugando pelota en el patio. Don Bosco lo llamó y le preguntó muy directamente: "¿Si viniera un ángel y te dijera que en cualquier momento vas a morir, qué harías, Domingo?". Él le respondió tranquilamente: "Seguiría jugando". Savio murió alrededor de los 14 años de edad.
Definitivamente, la luz amarilla no es motivo para dejar de jugar, especialmente si el juego es la solución de problemas. La incertidumbre del futuro, de si el siguiente año será completamente un éxito, o de lo que nos espera a la vuelta de la esquina, no son motivos para dejar de intentarlo. Por tanto, hay que jugárselo todo al máximo.

Feliz año nuevo.