26.10.06

Metatesiofobia, o Cainofobia?

Si, obviamente el título es bastante dramático xD pero es un hecho. Las personas temen muchas veces a los cambios, o a las cosas nuevas. Pero digamos, que tengo ganas de divagar y parafrasear un poco con eso:

El cambio, en su forma más básica, es la sustitución de una cosa por otra. Muy fácil de decir, pero en realidad para muchos de nosotros es lo que más tememos. Cosas, personas, situaciones u oportunidades nuevas. Las odiamos. No comprendemos por qué podríamos querer algo más, algo nuevo, si lo que tenemos... ¡está bien!

Cambiar es común e importante en nuestra vida, y es más notable durante la niñez, porque pasa super rápido. Sin embargo, a pesar de que como seres humanos estamos bajo un constante cambio en nuestras vidas, pero irónicamente nunca logramos acostumbrarnos a ello. Y eso nos lleva al fracaso. Verán, las personas que no logran adaptarse al cambio en su entorno, se vuelven outcasts, geeks, desconocidos, rechazados, antisociales. Claro, eso es un caso extremo, pero muchas veces el no gestionar tal cambio nos hace perder la oportunidad de nuestra vida, el amor de nuestra vida. Y es algo que pasa frente a nuestros ojos, pero no somos capaces de darnos cuenta de la necesidad del cambio.

Sin embargo, el cambio puede ser algo malo: un trabajo nuevo, un estilo de vida nuevo, un mercado nuevo, pueden destruír vidas, relaciones, sistemas. Por dar un ejemplo vago, muchas marcas pierden cuando no logran adaptarse a sus consumidores, una persona nueva o una actitud nueva pueden destruír matrimonios, un hábito o una amistad nueva puede destruír vidas, un nuevo empleado o jefe puede poner a tambalear organizaciones.

Si naturalmente las especies que no se adaptan, perecen, es porque no logran adaptarse al ambiente que les rodea; eso es su muerte. Las personas también sufren por lo mismo, aunque ahora viene algo nuevo, un twist a la situación. Cuando llega un cambio, tenemos dos opciones: ser reactivo, o ser proactivo. El ser reactivo se refiere a cambiar uno mismo para adaptarse; el ser proactivo se refiere, en cambio, a cambiar el entorno que nos rodea, para poderlo adaptar a nosotros. Depende de nosotros decidir si somos nosotros los que tenemos que cambiar, o es el ambiente, entonces debemos ser conscientes de que cada cambio puede ser bueno siempre y cuando seamos capaces de adaptarnos de la mejor manera a él, para obtener los beneficios que pueda tener. Mucha gente no gusta de los cambios ni de cosas nuevas, cuando ellos mismos no se dan cuenta que su vida cambia constantemente, es dinámica en esencia, de forma intrínseca, Y definitivamente es mejor saber escoger los cambios, aventarse y arriesgarlo todo, especialemnte cuando un es consciente de ser capaz de manejar el cambio, y se tiene el verdadero deseo de lograr la meta.


Saber si arriesgarlo todo o no, depende de ver la meta al otro lado, de vivir con una motivación; lo demás es cuestión de seguridad en vos mismo. Como escuché alguna vez:

¡Por la gran $@%&, p3$3¬o! Mirá, es cierto que no todos los cambios son buenos, pero todas las cosas buenas vienen de un cambio. Y que no se te olvide.- Carlitos, aunque el desgraciado no me quiso dar la verdadera fuente xD

Es triste perder una buena oportunidad a raíz de un cambio. Si algo he aprendido, es que cuando uno está jugando, el único modo de ganar es tomar todas tus fichas, ver al oponente en los ojos y decirle: "All-in!". Es cuando paralizás a la sala, y si sos convincente, tu rival se rinde. Es lo mejor que hay :D

Definitivamente esa es una lección que tomaré en cuenta de por vida. Espero que vos también ;)

No hay comentarios :