3.8.20

Sentir

Es bueno dejarse sentir, cuando es necesario hacerlo. La vida nos regala, a través de los sentimientos, un espejo que nos habla a nuestras ideas del mundo y nosotros mismos. No dejarse sentir cosas buenas es obviamente malo, pero también el no permitir que sentimientos nacidos de emociones como el enojo y la tristeza pasen por nosotros. ¿Por qué están ahí? ¿Hacia dónde van?

También es malo cuando los tomamos y no queremos dejarlos ir. Los sentimientos son como aves que pasan por nosotros, se posan por un tiempo y se van; debemos aprender a aceptarlos cuando llegan y dejarlos ir. A veces hacen un nido y se mantienen por más tiempo. Lo complicado es cuando hacemos jaulas para entretenernos con ellos, porque nos volvemos esclavos de aquello a lo que le quitamos la libertad.

14.1.20

Mark Sanders - The Still Life

Now — just at that silent place,
between sadness and gratitude,
wind-worn balances we all weather —
a cardinal leaps from a bare trim limb,
its red bloom lingering. The sun down
in deepening darkness
where night clouds consume it,
evanescence of orange and purple.

How moment passes, how memory
holds. The heart must break
if it has ever felt joy. The heart must
break because diminished things matter,
and having mattered hold, still.
You were here. For us. Then break, heart.
Your fingers lie upon the pulse of our days.

9.1.20

Grimmy

Siempre que veo a personas poner muchas selfis, pienso que están haciendo cápsulas de tiempo donde se ven envejecer irreversiblemente. Es como matar el ego fisico de a poquitos.

El Internet ha traído problemas extraños. 

1.1.20

New Year's Walk

Dear, do not cease to admire
That matter which still matters
After cleaned under pristine waters
And passed through purifying fire

25.12.19

Aprender a medias

Siguiendo con el tema de los juegos, este año escribí algo que me ha servido mucho para meditar en los últimos días sobre cómo muchas veces nuestras malas decisiones nos hacen destinar un juego al fracaso.

En este tema, encontré una aplicación algo extraña: el speedrunning, que he hecho esporádicamente para Celeste. Hace poco, un amigo me hizo notar un vicio en mi práctica que me dejó pensando: "estás practicando mucho del inicio porque no sentís satisfecho con menos que la perfección. Si le das la oportunidad a otros cuartos del juego medio y el final, vas a poder tener un juego más balanceado".

Pues sin duda tenía razón, porque comencé a pensar en otra experiencia similar, la de tocar al piano, y de cuántas veces inicié procesos para aprenderme piezas que nunca terminé, ya que me quedé enfocado en las secciones con las que no estaba satisfecho. En otros ámbitos de aprendizaje más caóticos donde el objetivo es divertirme, nunca me he enfocado en el orden. Pero no es fácil cuando mi objetivo es ser mejor.

Ahora mis reglas en este proceso son:
  1. Tomar un proceso y dividirlo en partes; enfocarme en una a la vez.
  2. Tomar las cosas en serio, pero permitirme cometer errores.
  3. Aprender a divertirme con disciplina.
Gracias a esto, logré el lugar 317. Estoy verde, lo sé, pero me estoy divirtiendo.

Watch Highlight: Logrando mi PB en Forsaken City. from dbsnp on www.twitch.tv

Taming Gaming

Los juegos son una gran medio para conocer nuestra personalidad y las actitudes que tenemos al solucionar problemas. Creo que es especialmente cierto cuando jugamos en seriedad. Tomo el ajedrez, por ejemplo, porque la mayoría de las lecciones en este juego tienen que ver con limitaciones en mi carácter, y me recuerdan sobre lo difícil que es corregirse a uno mismo.

Una de las más importantes lecciones que aprendí, y sobre lo que escribí hace poco es sobre no tomar decisiones de forma impulsiva, algo que me enseñó mi maestro de ajedrez a los doce años. La verdad es que a menudo fracaso rotundamente, aunque siendo sinceros, no es fácil para nadie: mi maestro murió hace pocos años durante un asalto por tomar una decisión insensata ante el asaltante. La vida es irónica.

Otra lección importante ha sido sobre saber cuándo rendirse. Recientemente, me aconsejaron a jugar "mientras te divirtás. El objetivo del juego es disfrutarlo". Sin embargo, no estoy cien por ciento de acuerdo. Sí, debemos disfrutarlo, pero también practicamos porque queremos ser mejores; mejorar implica corregirse, y aprender a recibir enseñanza y corrección, lo cual es una de las cosas más difíciles que existen. Pero bueno, si en algo estamos de acuerdo es en que la vida y los juegos pueden llevar el nivel de dificultad que querramos. Así también son las recompensas.

21.11.19

Fridays not in Love

The beauties of affection
Times of no return
Be around; not long
Till proper burial is done

20.11.19

Máquina

El mundo va girando
Sin pena que le merme,
Mueve con su biela
Una gloria eterna.
Sin injerencia externa;
Duela a quien duela:
¿Por qué detenerme?
Y así sigue rotando.

1.10.19

Enfoque

No es difícil enamorarse de una buena idea; no es difícil tampoco enamorarse de cientos de ellas. Especialmente en nuestra era en la que no solamente vienen a nosotros de nuestra interacción con otros sino que vienen a nuestro encuentro en grupo, o una tras otra. Como cuando se está en un museo grande y sabemos que el día se acabará sin que podamos verlas todas.

No es malo, eso. Esa ejercicio de verlo todo, lo más rápido posible, ayuda  encontrar los límites de las ideas y expresiones. Pero muchas veces, vale la pena concentrarse en una sola cosa. Es sentarse y dejarse llevar hasta donde la idea nos tome. Podría ser como ir a un lugar desconocido y dejar que nos guíen. Otras veces, es como caminar por lugares cotidianos y enseñárselos a alguien nuevo. Otras veces, es ambos a la vez.

Lo mejor no siempre es aceptar todas las a la vez, sino explorar todo a la vez a través de una sola.

27.9.19

Monocromo

Es chistoso escribir sobre esto, pero una de las mejores técnicas que he descubrí últimamente para mejorar mi productividad fue la de eliminar el color de mi monitor. Esta herramienta, que hace ver mi pantalla como salida de los años sesenta, aparentemente me ayuda a eliminar las distracciones que las aplicaciones y páginas web me generan.Quién diría que ver las cosas en blanco y negro ayudan a enfocarnos mejor en lo que debemos hacer. No obstante, debe haber una lógica detrás de intentar ver el mundo a colores de vez en cuando.

Eso me lleva a otra idea que se vino a mi cabeza al escribir lo anterior, aunque quizá no esté tan relacionada: la capacidad de no emocionarse demasiado es una bendición. Ayuda a no gastar dinero, no creerle a la gente antes de tiempo, y a escoger sin prisa. ¿Cómo funciona? Viendo la vida en blanco y negro. Igual que con el monitor, se debería poder desactivar cuando sea necesario.

El color no lo es todo.